El Hospital infantil del Vaticano está lleno de «pacientes raros»… y así avanza la ciencia

adminjulio 8, 20229min270
logo_2020.png

El Hospital pediátrico del Vaticano, el Niño Jesús (Ospedale Bambino Gesù) es una punta de lanza en la investigación de enfermedades raras. Las compañías comerciales y la sanidad pública no suelen preocuparse por estas enfermedades, nada rentables, y la investigación médica con niños siempre es especialmente complicada.

Pero los criterios en el Hospital Niño Jesús son distintos, allí llegan pequeños pacientes de todo el mundo y se investigan todo tipo de casos que otras entidades no investigarían. Eso hace avanzar la ciencia médica desde este hospital católico y de plena ética católica, hipocrática y provida.

Acaba de salir la estadística sobre la actividad del Hospital en 2021, señalando que se atendió allí a 25.000 pacientes «raros», aunque evidentemente, los raros no son los pacientes (son niños como todos los niños, con sus familias, ilusiones, alegrías) sino sus enfermedades.

Cada vez más investigaciones

En 2021, el laboratorio de Genética Médica del Bambino Gesù realizó 35.000 análisis. La financiación para experimentos requirió 26 millones de euros. Además, el Hospital alojó gratuitamente a 2.306 familias (porque los niños, evidentemente, vienen con sus padres), por un total de 80.000 personas-noche. Hubo 1.722 pacientes internos y familiares seguidos por los servicios sociales del hospital (el 41% eran de origen no italiano).

En 2021 el Bambino Gesù fue acreditado oficialmente a nivel internacional como «Hospital Académico». Realizó un 28% más proyectos de investigación que en el año anterior, centrándose en enfermedades raras y tumores. Sus ensayos clínicos aumentaron un 50%, con 3.517 nuevos pacientes. Más de 1.600 personas participan en los equipos investigadores.

Un punto de irradiación de luz

El Hospital Bambino Gesù es incómodo para algunos poderes y parece que cada vez lo será más.

Si el Gobierno ruso niega haber bombardeado niños al invadir Ucrania, el Hospital puede mostrar a los niños ucranianos que se alojan allí, heridos en Bucha y el norte de Ucrania, algunos con amputaciones.

Si un juez inglés dice que el «mejor interés» de un niño en un estado de conciencia reducida es matarlo retirándole la alimentación (como el caso de Alfie Evans), el Bambino Gesù se ofrece a acoger al niño y cuidarlo, demostrando que la buena ética médica es «cuidar, no matar». El Bambino Gesù es un «sí se puede» de la ética más humana en un mundo que se deshumaniza pese a ganar en recursos técnicos.

Nunzio Galantino y Mariella Enoch con los datos de 2021 del Hospital Bambino Gesù

Monseñor Nunzio Galantino, la directora Mariella Enoch y otros responsables presentan los datos de 2021 del Hospital Bambino Gesù… y con superávit de 2,2 millones de euros.

L’Osservatore Romano ha detallado más servicios de este Hospital en constante crecimiento, tomados de su Memoria de Sostenibilidad sobre 2021:

– 2,4 millones y medio de servicios ambulatorios (un 23% más que en 2020, que fue un año raro por el coronavirus)
– 28.000 hospitalizaciones, el 30% de los cuales proceden de fuera de la región;
– 500 pacientes jóvenes llegados del extranjero, 97 tratados con carácter humanitario;
– más de 900 pacientes hospitalizados por Covid-19 en 2021
– se administraron 21.000 dosis de vacunas contra el coronavirus entre trabajadores, voluntarios y niños (y se publicaron 120 estudios sobre el covid-19)
– 31.500 procedimientos quirúrgicos e intervencionistas;
– casi 80.000 acceso en Urgencias (un 28% más que en 2020)
– trescientos transportes de urgencia neonatal, 126 de ellos a través del helipuerto del Vaticano.
– 358 trasplantes de órganos, células y tejidos sólidos: 208 trasplantes de médula ósea, la mitad de ellos de donantes externos; 23 trasplantes de hígado, de los cuales 4 de donantes vivos; 31 trasplantes de riñón, 12 de ellos de donantes vivos; 9 trasplantes de corazón y 1 de pulmón; 50 trasplantes de válvulas cardíacas, 18 de membrana amniótica y 18 de córnea; a los que hay que añadir 7 implantes de corazón artificial;
– formación sanitaria a distancia para voluntarios y sanitarios de 10 países distintos.

El Hospital Niño Jesús tiene un par de sedes, fuera del territorio del Estado Vaticano, pero con un estatus peculiar

Junto con esta Memoria, por primera vez se ha presentado con ella un «Informe Social» de la Fundación Bambino Gesù, que en 2021 logró recaudar 6,7 millones de euros para mantener toda esta actividad científica y asistencial.

De hecho, en 2021 el Hospital logró un superávit neto de 2,2 millones de euros.

El Bambino Gesù cuenta con 2.765 empleados y unos 250 colaboradores y profesionales más. Es una comunidad femenina en su mayoría: 7 de cada 10 empleados son mujeres, 6 de cada 10 entre los directivos, incluyendo a su directora, Mariella Enoc. 

La actividad de 2021 del Hospital infantil del Vaticano, el Niño Jesús, en un vídeo de un par de minutos con música.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *