Una casa misionera para proteger de agresiones y abandono a los niños albinos en Tanzania

adminagosto 31, 20225min190
logo_2020.png

En mucho países de África negra se agrede a las personas con albinismo, bien porque son vistos como malditos o distintos, bien porque se supone que sus órganos son especialmente valiosos para actos de brujería. Además, el sol y el clima les golpean especialmente, porque son especialmente vulnerables a enfermedades de la piel.

Ahora los misioneros de la Sociedad para las Misiones Africanas (SMA) lanzan en Tanzania, en la ciudad de Mwanza, un hogar para 14 chicos y chicas albinos. Quieren se que parezca más a «una gran familia africana» que a un internado, y por eso han limitado el número de jóvenes que buscan acoger. El hogar se llama Tanga House.

Les acompañarán en la casa dos tutores permanentes y algunos voluntarios y recibirán formación de calidad y el calor de una gran familia.

Chicas albinas en Tanga House, proyecto de los misioneros SMA en Tanzania

Acoger, proteger, educar e integrar

El padre Janusz Machota, de la Provincia SMA de Polonia, destaca en un comunicado a agencia Fides que en Tanzania aumentan los ataques físicos contra los albinos, al extenderse la creencia de que se puede hacer negocio con sus órganos en el mercado de la brujería.

“La prioridad de nuestro proyecto – explica el p. Machota – está ayudando a los niños más necesitados, más vulnerables y más abandonados, como los albinos. No sólo tienen que luchar contra esa terrible ideología y agresión hacia ellos, sino que también luchan con muchos otros problemas de salud: dificultades de visión y, sobre todo, el más peligroso de todos, el cáncer de piel, acentuado por el fuerte sol africano. Las personas albinas en general tienen menos oportunidades de obtener una buena educación y un trabajo. Muchos de ellos nunca formarán su propia familia», lamenta el misionero.

El programa no sólo ofrece un hogar sino un camino de integración en la sociedad tanzana, y ofrece también actividades para niños y jóvenes del barrio.

Chicos albinos acogidos en la casa de los misioneros SMA en Mwanga, Tanzania

Chicos albinos acogidos en la casa de los misioneros SMA en Mwanza, Tanzania.

“Nos esperan tareas exigentes», admite el padre Machota, «pero lo que es más importante que el trabajo de construcción y la recaudación de fondos es construir una familia real. El barco con la vela llamado Tanga parte para el viaje de la vida, desde el puerto de Mwanza hacia los horizontes ilimitados, para llevar a nuestros niños y jóvenes hacia la realización de sus sueños».

Fotos del proyecto y la comunidad de chavales albinos de Mwanza aquí en su página de Facebook.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *