Una católica practicante, nueva Secretaria de Salud británica: podría «asegurar el futuro provida»

adminseptiembre 8, 20227min200
logo_2020.png

Tras la salida del gobierno de Boris Johnson y las dimisiones relacionadas, entre ellas, del viceprimer ministro Dominic Raab, la nueva Primer Ministro británica, Liz Truzz comienza su carrera con nombramientos de personalidades fieles al exmandatario. Una de ellas es Thérèse Coffey, que desde hace unas horas ha sido nombrada Secretaria de Estado de Salud -la tercera en tres meses- y sucede a Raab como viceprimer ministro.

Una de las hojas de ruta de Coffey en su nuevo puesto será la reorganización del sistema sanitario británico, marcado por los elevados tiempos de espera de ambulancias y urgencias y para la obtención de citas médicas.

Como católica practicante, Coffey tendrá mucho que decir en torno al aborto, la eutanasia y otras prácticas poco fieles a la bioética.

Anteriormente, Coffey ha protagonizado los titulares por su firme postura frente al «matrimonio» homosexual y la eutanasia, la extensión del derecho al aborto en Irlanda del Norte o de las políticas de distribución de píldoras por correo para realizar abortos caseros (en ReL escribimos aquí sobre los peligros de esta práctica).

«Voy a votar en contra del proyecto de ley porque mi perspectiva sobre lo que es el matrimonio es diferente de la de algunos otros miembros. Para mí se trata fundamentalmente de familia, la base de la sociedad«, expresó tras su negativa a apoyar las uniones homosexuales.

También han sido especialmente polémicas -y toda una declaración de intenciones- sus últimas declaraciones concedidas sobre sus objetivos en torno al aborto durante su cargo.

Sin ser provida, «será una gran aliada»: criticada por la oposición

Preguntada por Sky News sobre su postura personal sobre esta cuestión, recordó que si bien «ha votado en contra de las legislaciones abortistas», se considera «una completa demócrata» y que, por lo tanto, no está «buscando deshacer ningún aspecto de la legislación sobre el aborto».

De sus declaraciones se desprende que, aunque no es antiabortista, si se muestra crítica con no pocas de las leyes vigentes en torno al aborto.

«En una amplia variedad de formas, por supuesto que preferiría que las personas no abortaran, pero no voy a condenar a las personas que lo hagan«, expresó.

Unas declaraciones que le valieron una oleada de críticas y oposiciones. Entre ellas, de la directora del abortista Servicio Británico de Asesoramiento sobre el Embarazo (conocido en inglés por las siglas BPAS), Clare Murphy: si bien los políticos pueden tener una postura personal sobre el aborto, esta no debería «obstaculizar la capacidad de las mujeres para elegir».

«Tener un Secretario de Salud que coloque sus creencias personales por encima de las advertencias clínicas es muy preocupante. Necesitamos un Secretario de Salud que quiera mejorar el acceso [al aborto], no imponer más restricciones», añadió Murphy.

Celebrada por los provida británicos

Con todo, las críticas de los abortistas al Gobierno carecen de sentido, pues como reconoce Peter Williams, del provida Anscombe Bioethics Center, las leyes del aborto británicas han sido aprobadas por un «voto de conciencia en el Parlamento» y no por ser «proyectos de ley del Gobierno».

«Ha sido algo que ha estado sujeto a una votación libre en el parlamento, donde cada parlamentario individual puede votar según su propia conciencia. Así que no se trata de un gran cambio en la política del gobierno en términos de aborto», aclaró Williams. Es decir, que no se da la disciplina de voto en los partidos, sino que los diputados se deben a su coniencia y sus votantes. 

Los grupos provida celebran el nombramiento de Coffey del pasado 6 de septiembre. Una de las más representativas es la Sociedad para la Protección de los Niños No Nacidos (SPUC, según sus siglas en inglés), cuyo portavoz declaró este miércoles «la gran victoria para los defensores de la vida en el Reino Unido» que supone Coffey y que este «es un momento de celebrar».

«El historial de votos provida y las convicciones de la nueva Secretaria de Salud nos aseguran que será una gran aliada del movimiento provida en el desafío que se avecina. La atención médica real no mata a los humanos, y nuestra nueva Secretaria de Salud reconoce eso», indicó.

El portavoz de SPUC felicitó «a la Dra. Coffey por su nuevo cargo» e instó «a la nueva Primera Ministra y a su gabinete en general a escuchar el creciente número de voces en el Reino Unido que exigen el fin del aborto».

«Ahora es el momento de asegurar nuestro futuro provida«, concluyó el portavoz de SPUC

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *