Gayá Riera, fundador de Cursillos, camino a los altares; se inicia la fase diocesana de la causa

adminseptiembre 12, 20226min180
logo_2020.png

Se inicia en Madrid la fase diocesana de la causa de canonización del siervo de Dios Sebastián Gayá Riera. El que fuera uno de los fundadores del movimiento Cursillos de Cristiandad está cada vez más cerca de subir a los altares.

Con el arranque de este proceso se destacan, aún más, las enormes virtudes del padre Gayá para idear uno de los métodos evangelizadores más novedosos del siglo XX. Basado en el anuncio del Kerigma, a través de la amistad y el encuentro comunitario, el movimiento de Cursillos nació en los años cuarenta y, a día de hoy, está presente en todo el mundo.

Gran influencia en la Iglesia

Una metodología que ha influido, además, en otras formas de evangelizar presentes en la Iglesia, como son las catequesis del Camino Neocatecumenal o los Seminarios de Vida en el Espíritu, de la Renovación Carismática.

Gayá RieraCuando tenía tan solo trece años sintió la vocación al sacerdocio, fue ordenado en 1937.

Sebastián Gayá Riera nació en Mallorca en 1913 y vivió durante su infancia en Argentina, a donde su familia había emigrado en busca de una vida mejor. Cuando tenía tan solo 13 años sintió la vocación al sacerdocio y regresó a su tierra natal para ingresar en el seminario. Fue ordenado en 1937.

Pasados unos años, Gayá Riera fundó la Escuela de Propagandistas del Consejo Diocesano de los Jóvenes de Acción Católica. Allí, junto a su compañero Eduardo Bonnin y otros jóvenes, puso en marcha Cursillos de Cristiandad.

La importancia de la formación doctrinal y el desarrollo de la espiritualidad fueron los dos pilares de esta nueva realidad. Tras la Guerra Civil, Gayá había comprendido la urgencia de renovar la fe de los seglares, que estaba quedando encallada en una mera costumbre cultural.

La primera «Ultreya» mundial

Con una vida dedicada por entera a Dios, en 1962, Gayá crea el Secretariado Nacional de Cursillos de Cristiandad. Desde esa sección promovió la primera Ultreya (encuentro posterior al Cursillo) mundial, que tuvo lugar en Roma en 1966, y en la que participó Pablo VI.

Aquí puedes ver en qué consiste el movimiento Cursillos de Cristiandad.

A partir de 1977, responsable de la formación espiritual de los dirigentes de Cursillos, Gayá tenía como lema de vida: «Levanta cada mañana la bandera de la ilusión«. Nombrado prelado de Honor de Su Santidad, falleció en 2007, a los 94 años de vida, y sus restos descansan en el monasterio de San Honorato (Mallorca), donde tuvo lugar el primer Cursillo en el año 1949.

La parroquia de Santa María del Pinar, en Madrid (Calle Jazmín, 7), será la encargada de acoger este martes 13 de septiembre, a las 19:00 horas, el solemne acto de apertura de la fase diocesana de la causa de canonización de Sebastián Gayá Riera. Estará presidido por el cardenal Carlos Osoro, cardenal arzobispo de Madrid.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *