El Tribunal Supremo español confirma que la patronal ACAI hace publicidad engañosa sobre el aborto

adminseptiembre 21, 20229min120
logo_2020.png

ACAI, la patronal del negocio del aborto en España, hace una publicidad engañosa sobre esta intervención, asegurando que no tiene consecuencias negativas ni riesgos, se deduce de una sentencia del Tribunal Supremo español.

La Fundación Española de Abogados Cristianos le acusó de publicidad engañosa y ocultar esos riesgos, y ahora una sentencia del Tribunal Supremo da la razón a Abogados Cristianos: la patronal ACAI ni siquiera se ha esforzado en intentar demostrar que el aborto es, como dice su publicidad, una práctica sin riesgos.

Sentencia del Tribunal Supremo que considera probada la publicidad engañosa de las clínicas abortistas ACAI

Sentencia del Tribunal Supremo que considera probada la publicidad engañosa de las clínicas abortistas ACAI (o, al menos, que ACAI no ha justificado su publicidad, que es engañosa).

Por lo tanto, confirmando una sentencia de la Audiencia de Oviedo que ya condenó a ACAI, también el Supremo condena a la patronal abortista a pagar las costas del proceso judicial y a publicar la sentencia en su página web (en la que difundía esa publicidad engañosa).

Polonia Castellanos, presidenta de Abogados Cristianos, ha anunciado que “ante la gravedad de la condena, remitiremos la sentencia a todas las consejerías de Sanidad de España para que rescindan cualquier contrato con los centros de aborto implicados”.

También pide a la ministra de Igualdad, Irene Montero, a “que se pronuncie sobre esta sentencia que condena a los centros de aborto por mentir a las mujeres”.

Se da la circunstancia de que la inmensa mayoría de abortos en España se realizan pagados con dinero público en las clínicas de esta patronal privada que, como confirma la sentencia, difunde publicidad engañosa sobre el aborto: es un negocio basado en desinformar a las mujeres sobre los riesgos y beneficiarse del dinero público.

Las clínicas de ACAI; la patronal que hace esta publicidad engañosa que ha confirmado la sentencia del Tribunal Supremo, incluyen: en Madrid, Clínica Dator, El Bosque, Pacífico, Isadora, Callao, Policlínica Retiro y Sergine Médica; en Cataluña, a Clínica Sants, Tutormédica, Casanova, y Centro Médico Aragón; en Andalucía a Clínica Ginealmería, Ginegranada, Ginesur, Ginecenter, Clínicas El Sur, Gynetrisur, Poliplanning y Clínica Triana; en Castilla y León a Clínica BuenaVista; en Comunidad Valenciana a Deia Médica; en Aragón a Clínica Actur; en Asturias a Belladona y Buenavista; en Castilla La Mancha a Clínica Cire e Iris Ginecológica; en Galicia a Clínica Arce y en Murcia a Clínica Ginemur y Deltamédica.

Castellanos pide quitar el dinero público «a estas empresas que ponen en riesgo la vida de las mujeres para hacer negocio”, asegurando que ACAI es «una organización que, para obtener beneficio económico, ha mentido a muchas mujeres animándolas a abortar como si estuviera libre de serias secuelas”.

El Foro de la Familia enumera las secuelas del aborto

Al conocer la sentencia, el Foro de la Familia ha querido recordar cuáles son algunas de esas secuelas de salud que provoca el aborto en las mujeres: trauma post aborto, infecciones, inflamaciones pélvicas, perforación del útero, trombosis, esterilidad, coagulación en pulmones, hemorragias, paros cardiacos, problemas con la pareja y complicaciones en otros embarazos, «entre un listado amplio de consecuencias».

También provoca consecuencias psicológicas en muchos varones, que ven como su hijo va a ser eliminado sin poder hacer nada por protegerlo, y en otros parientes, que querrían ayudar a la embarazada y al bebé y se ven desplazados por el negocio del aborto.

«El lobby de los abortorios, que se lucra a costa de la eliminación de vidas humanas y del sufrimiento de mujeres y hombres, pretende silenciar cualquier evidencia que destape sus mentiras, pero la Justicia les ha vuelto a poner en su sitio», afirma una nota del Foro de la Familia respecto a esta sentencia.

«Recordamos a nuestros gobernantes que abortar no es, desde ningún punto de vista, una práctica sanitaria. No cura nada, sino que destruye. La eliminación de vidas humanas y la condena a sufrir secuelas de sufrimiento de por vida a las madres no es un tema de «salud sexual y reproductiva», sino una práctica que atenta contra la vida y la dignidad humanas», insiste el Foro.

¿Falsedades? El precedente de El Grito Silencioso

La sentencia del Tribunal Supremo coincide con el estreno en España de la película El Grito Silencioso, en la que se explica cómo la patronal del aborto en Estados Unidos engañaba a la sociedad con todo tipo de cifras falsas e inventadas en los años 60 y 70 por Bernard Nathanson y el activista Lawrence Lader.

Hace pocos días se viralizó un vídeo de 2016 en que la activista proaborto en México Marta Lamas admitía sus mentiras: «Decíamos ‘mueren cien mil mujeres de abortos clandestinos’. Resulta que morían cien mil personas en todo el país, hombres y mujeres de todas las enfermedades. Inflábamos las cifras”.

Ahora, el Tribunal Supremo de España confirma que la patronal abortista sigue mintiendo a las mujeres y la sociedad sobre los riesgo sanitarios del aborto. 

El Grito Silencioso llega a los cines españoles el 23 de septiembre de 2022; denuncia las mentiras de la patronal abortista y sus lobbies afines.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *