YouTube cierra, de un día para otro y sin ninguna explicación, el canal del padre Santiago Martín

adminseptiembre 21, 20226min160
logo_2020.png

YouTube cerró este martes, sin dar mayores explicaciones, el canal MagnificatTV, del padre Santiago Martín. Algo que ha supuesto una gran sorpresa para sus más de ochocientos mil suscriptores, que nunca se lo hubieran imaginado. Este exitoso canal, de los Franciscanos de María, retransmitía, hasta el día 20 de septiembre, la Santa Misa, el Santo Rosario, el Vía Crucis y una sección de análisis de la actualidad que tenía mucho seguimiento.

«El vídeo no está disponible. Este vídeo ya no está disponible porque se ha cancelado la cuenta de YouTube asociada a él», se puede leer en cada uno de los vídeos subidos hasta ahora por el canal, y de los que Religión en Libertad se ha ido haciendo eco en cada ocasión, por su grandísimo celo evangelizador y efectividad a la hora de transmitir los valores cristianos.

Un propuesta íntegra y valiente

A esta hora, el canal permanece cerrado y, lo que es más sorprendente, todavía no se conocen los motivos reales. Los 818.000 suscriptores de todo el mundo llevan varias horas sin poder visualizar sus retransmisiones, caracterizadas por ser una propuesta íntegra y valiente del Magisterio de la Iglesia. La Misa diaria alcanzaba una audiencia dominical de 150.000 conexiones de media, y una audiencia diaria de 60.000. 

«El cierre ha sido para todo el mundo, incluidos los administradores. No podemos acceder ni siquiera para recuperar los vídeos que tenemos allí», ha comentado el Padre Santiago Martín a Religión en Libertad. El sacerdote asegura que hubo algo raro el propio lunes. «Ese día informamos inmediatamente a YouTube del hackeo, pues vimos que el único programa que se podía visualizar era un video de criptomonedas que los hackeadores habían introducido», explica.

 

El padre Santiago Martín habla de lo ocurrido con YouTube (minuto 5:45, en adelante).

«Ha sido sin previo aviso ni explicación. Eso va en contra de las normas de la propia compañía. La única respuesta que nos ha dado hasta ahora es que son conscientes de que hemos sido hackeados y nada más. Es absurdo lo que están haciendo y espero que recapaciten, pues les deja en muy mal lugar como empresa, aunque posiblemente eso no les importe», comenta el padre Martín.

Santiago Martín lamentó este miércoles, en su nuevo canal, el no poder contactar con los anteriores suscriptores, ya que YouTube no lo permite, y pidió a los que le estuvieran viendo que hicieran llegar el nuevo link a familiares y amigos. «Me duele muchísimo porque había bastante gente que se nutría de la Palabra de Dios gracias al canal», comentó.

«¿Casualidad?»

«¿Lo que nos está pasando es casualidad? Nos han cerrado el canal, pero el día anterior lo habían hackeado. ¿Es casualidad que hackeen el canal y pongan que los vídeos son privados, y tener que hacer el esfuerzo de ir vídeo a vídeo poniendo que son públicos?», relató el sacerdote durante la misa. Aquí puedes entrar al nuevo canal, con 50.000 suscriptores actualmente.

«Quisiera pedir que, con respeto y sin ofender, se dirijan a YouTube pidiendo que se reabra el canal de Magnificat.tv. Espero que eso les lleve a repensarlo y a darse cuenta de que la censura no les sale gratis», comentó a ReL. En su homilia de este miércoles, el sacerdote animó a no ceder. «Recemos para que siempre evangelicemos, aunque nos corten la cabeza de esa forma tan moderna que es suprimirte que puedas llegar a la gente», afirmó. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *