El Papa alerta de las «catastróficas consecuencias de una escalada nuclear» en la guerra de Ucrania

adminoctubre 2, 20225min160
logo_2020.png

El comentario previo al rezo Ángelus de este 2 de octubre por el Papa Francisco ha estado dedicado por entero a la guerra en Ucrania, ante lo que considera una «terrible e inconcebible herida de la humanidad» que, «en lugar de cicatrizarse, sigue sangrando cada vez más».

Francisco expresó su aflicción y dolor por «los ríos de sangre derramados durante los últimos meses» así como «las miles de víctimas, niños y numerosas destrucciones que han dejado a muchas personas y familias sin casas y amenazan con el ffrío y el hambre».

«¡Ciertas acciones no pueden ser justificadas nunca, nunca! Es angustiante que el mundo esté aprendiendo la geografía de Ucrania a través de nombres como Bucha, Irpín, Mariúpol, Izium, Zaporiyia y otras ciudades», lamentó. 

También hizo referencia a una creciente «amenaza atómica» sobre la humanidad, ante lo que renovó su «llamamiento en nombre de Dios y del sentido de humanidad para que se llegue inmediatamente a un alto el fuego«.

«Que callen las armas y se busquen las condiciones para iniciar negociaciones capaces de conducir a soluciones no impuestas por la fuerza, sino consensuadas, justas y estables», exigió.

También alertó sobre el incremento del «riesgo de una escalada nuclear» que podría tener «consecuencias incontrolables y catastróficas a nivel mundial».

Por ello, se dirigió al Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, así como al Presidente Ucraniano, Volodímir Zelenski, para detener «esta espiral de violencia y muerte» y que estén abiertos «a serias propuestas de paz«.

De igual modo se dirigió a los líderes políticos y responsables internacionales para pedirles «insistentemente que hagan todo lo que esté a su alcance para poner fin a la guerra en curso y que promuevan y apoyen iniciativas de diálogo: ¡Por favor, hagamos posible que las jóvenes generaciones respiren el aire saludable de la paz, no el aire contaminado de la guerra!».

«¡La guerra en sí misma es un error y un horror!», lamentó. 

Antes de concluir, expresó su fe «en la misericordia de Dios que puede cambiar los corazones y en la maternal intercesión de la Reina de la Paz» de cara al conflicto. 

Tras el rezo del Ángelus también dirigió su cercanía para las víctimas de los huracanes que han afectado Cuba y Florida y rezó por las decenas de muertos y heridos en los recientes enfrentamientos a raíz de un partido de fútbol en Indonesia.

Recordó, por último, la proyección que desde la tarde de este domingo hasta el 16 de octubre tendrá lugar en la fachada de la Basílica de San Pedro, de una obra audiovisual sobre la figura del apóstol Pedro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *