Planned Parenthood cambia su manual de estilo: «personas embarazadas», latidos que no son latidos…

adminoctubre 3, 20227min150
logo_2020.png

Planned Parenthood acaba de actualizar su manual de estilo sobre temas reproductivos y de género. El doctor Bhavik Kumar, directivo del gigante abortista, ha asegurado que los hombres también pueden quedarse embarazados. Mientras que en lo referente a los latidos del corazón, de un ser humano de seis semanas de gestación, la web de la compañía puntualiza que pueden sonar como latidos, pero, en realidad, no lo son. 

La compañía americana continúa adaptando el lenguaje para cumplir con su nuevo rol, ser el principal proveedor de hormonas para adolescentes que se identifican como transgénero. En una audiencia reciente sobre restricciones al aborto, que recoge National Catholic Register, Bhavik Kumar, dijo a los legisladores que «los hombres se pueden quedar embarazos, especialmente los hombres trans».

La «neolengua» abortista

A las preguntas de un congresista republicano, Kumar respondió que «alguien con útero puede tener la capacidad de quedarse embarazado, ya sea hombre o mujer«. En este sentido, las redes sociales , los comunicados de prensa y los sitios web de la organización han empezado a utilizar el término «personas embarazadas«, en lugar de «mujeres». Un cambio que se antoja notable, dada su histórica reivindicación de promover el aborto en defensa de los derechos de las mujeres.

Trans  El negocio de la compañía en el suministro de hormonas se multiplica exponencialmente.

Como muchos sospechan, los cambios en el lenguaje de la compañía pueden estar relacionados con la ampliación de su campo de negocio. De hecho, el suministro de hormonas a personas que se consideran transgénero podría ser la principal razón. El grupo abortista pasó de ofrecer estos «servicios» en 65 lugares, de 16 estados, durante 2015, a brindarlos en 200 centros, de 41 estados, en 2022. Más de 35,000 personas en todo el país.

Pero las modificaciones en la «neolengua» orweliana no se detienen ahí. Planned Parenthood ha modificado lo que entendía, hasta ahora, por latido de un gestante. La web de la compañía decía que, a las seis semanas, «se desarrolla un corazón y un sistema circulatorio muy básicos». Ahora, en cambio, apunta que, en ese periodo de tiempo, «una parte del embrión comienza a mostrar actividad cardíaca. A través del ultrasonido suena como un latido del corazón, pero no es un corazón completamente formado».

¿Sonidos fabricados?

Julia Bennett, de Planned Parenthood, dijo, con respecto a las modificaciones de la web, que se trata de «aportar información imparcial, de expertos reales, para desmentir a legisladores y activistas anti aborto, que continúan vendiendo información errónea y codifican las inexactitudes médicas en las propias leyes».

La candidata demócrata a gobernadora de Georgia, Stacey Abrams, también empleó recientemente esta misma retórica, al afirmar que «no existe el latido del corazón a las seis semanas. Es un sonido fabricado, diseñado para convencer a la gente de que los hombres tienen derecho a tomar el control del cuerpo de la mujer».

Por su parte, Nisha Verma, miembro de Physicians for Reproductive Health, declaró en una entrevista que «cuando uso un estetoscopio para escuchar el corazón de un adulto, el sonido que escucho es causado por la apertura y el cierre de las válvulas cardíacas Pero, a las seis semanas de la gestación, esas válvulas no existen. El latido que estamos escuchando es actividad eléctrica, y el sonido que escuchas está, en realidad, producido por la máquina de ultrasonidos».

Aquí puedes ver un testimonio de una ex empleada de la compañía abortista.

Sin embargo, estos sorprendentes postulados no han pasado desapercibidos y han sido respondidos rápidamente. La radióloga Grazie Pozo Christie escribió que «el ultrasonido que usamos para detectar los latidos funciona midiendo las ondas de sonido que rebotan de los objetos en movimiento, como pueden ser las células sanguíneas que viajan a través del corazón. El ordenador recibe esos datos y los traduce en imágenes y sonidos«. Christie añadió que «llamar a este sonido ‘fabricado’ es como llamar a la radiografía de una mano, una imagen ‘fabricada'».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *