Jefe de psiquiatría de un hospital: «Muchos jóvenes con trastornos creen que se curan siendo trans»

adminoctubre 9, 20229min340
logo_2020.png

Los tratamientos de cambios de sexo se han convertido en una «moda» que «hace daño»  a mucha gente. Es lo que ha afirmado este 8 de octubre el jefe del departamento pediátrico y juvenil del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, al diario El Mundo

Celso Arango, una de las mayores autoridades de la psiquiatría española, afirma, con otras palabras, que la futura ‘Ley Trans’ es un auténtico disparate. «Esto es una locura, va a hacer daño a mucha gente, muchos jóvenes que tienen trastornos creen que los van a arreglar convirtiéndose en trans cuando no lo son. La Ley Trans no puede salir adelante así», comenta.

Cambiar de sexo como remedio

Para Arango, ex presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría y a favor de la hormonación y cirugía en determinados casos, se va a abrir un escenario muy peligroso. «No son trans, sino que tienen otros trastornos y creen que siendo trans los van a superar. Como la OMS ha despatologizado la transexualidad, ni nos han pedido opinión. Pero es una barbaridad lo que quieren hacer, y los vulnerables, los de siempre, podrían sufrir mucho», asegura en la entrevista.

El experto ha manifestado su preocupación con una Ley que excluye la supervisión de los profesionales de la salud mental sobre los adolescentes. Para mostrar su desacuerdo ha apadrinado a una asociación que agrupa a 300 padres de toda España que aseguran sufrir la misma situación que él denuncia.

«Asisto con preocupación a la gestación de esta Ley porque está alejada de la realidad. Desde el día a día en el hospital estamos asistiendo a una explosión, un boom, un incremento exponencial de adolescentes que dicen ser trans, muchos por moda, y no lo son. En nuestra unidad de hospitalización, si habitualmente teníamos uno o dos adolescentes que decían ser trans al año, ahora lo manifiesta el 15%, o 20% de los ingresados. Obviamente no es una cifra normal, no responde a la realidad«, advierte Arango.

Complicada marcha atrás

El psiquiatra se reconoce alarmado por esta deriva. «Cuando aparece una cosa así y no es vírica o contagiosa, te preguntas: ¿esto a qué responde? Me preocupa mucho, conociendo la psicopatología de los adolescentes, esa búsqueda inmediata de respuesta, gratificación, variabilidad, cambio… Una de las cosas que primero aprendemos en psiquiatría infantil es a esperar antes de actuar. Cuando llega un niño y dice que su vida no vale nada, antes de poner tratamiento farmacológico, lo que haces es citarle una semana después. Y a lo mejor ha desaparecido el problema», relata.

Joven  El experto en psiquiatría afirma que el sexo de una persona no se puede elegir.

El doctor asegura que muchos de los casos que le llegan no son ciertos. «Me preocupa que la mayor parte de los adolescentes que estoy viendo, al estudiarlos longitudinalmente, dicen ser trans y no lo son«, explica.

Arango denuncia que existe una carrera sin sentido por la hormonación. «El problema es que si esto les abocara a una situación de esperar y ver, o de empezar con una psicoterapia, bueno. Pero si hablamos de que alguien que dice ser trans desde hace tres semanas va a un centro privado y le dan hormonas… Pues es una barbaridad. Hacemos algo que tiene complicada marcha atrás, cuando no es irreversible (…). En dos visitas no conoces a un paciente, imagínese a los que se reclaman trans», comenta.

«El sexo de una persona es el que es»

El psiquiatra va más allá y también cuestiona la llamada «autodeterminación de genero». «No se puede mezclar el género con el sexo, y dar la imagen de que uno puede elegir el sexo que tiene… No, es una locura. Uno, o es XX, o es XY. Vive como quieras, pero el sexo es el que es, y los médicos tenemos que saber cuál es el sexo de una persona, porque los tratamiento en ocasiones son diferentes dependiendo de uno u otro», relata.

Para el facultativo, los motivos para reconocerse trans pueden ser muy diversos. «Hay un patrón de, digamos, falsos casos: niño excluido, con autismo, quizás acoso, problemas de adaptación, asperger, problemas de relación social, que de repente encuentra un grupo de personas que le acogen y le apoyan. Y que por el hecho de decir que es del equipo de fútbol X o del partido político Y, le acogen y se encuentra…», comenta.

El doctor Arango advierte de que muchas de las personas que dicen ser trans solo quieren escapar de algún problema. «Es la solución fácil: huir hacia adelante. ‘Esto es lo que me pasa. Estoy en un cuerpo que no es el mío y ser trans me va a curar todos mis males’. Es un clásico adolescente, la solución mágica, de aquí y ahora, desinhibición del lóbulo frontal, hacer antes que pensar«, explica.

Para concluir, el experto en psiquiatría denuncia la ideologización que hay detrás de estas leyes. «Luego, esto tiene dos vertientes más. Es la ideología la que ha cegado a los impulsores de esta ley, pero la naturaleza es la que es, no hay ideología que se imponga. Ninguna ideología, aclaro, la de ningún partido, ni unos ni otros. Por otro lado, la manera en que esto se plantea atrae el riesgo de que se meta la medicina privada a hacer determinadas cosas, y a beneficiarse de ello. Cuidado con eso», afirma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *