Spei Mater celebra con Reig Pla sus 10 años combatiendo la cultura de la muerte y anunciando la fe

adminoctubre 17, 20229min210
logo_2020.png

Entre el 7 y el 9 de octubre, la red provida católica y diocesana Spei Mater ha celebrado el décimo aniversario de su fundación en un encuentro nacional en el Valle de los Caídos (El Escorial, Madrid).

Los cien miembros de Spei Mater contaron con la presencia, entre otros, de D. Juan Antonio Reig Pla, obispo emérito de Alcalá de Henares; así como del prior de la Abadía, Santiago Cantera, que a través de sus conferencias y homilías pronunciaron sus enseñanzas en torno a la misión de la causa provida en la vida pública.

Interpelando a los presentes en torno a los 10 años de la fundación de Spei Mater, el obispo emérito valoró el sentido e importancia actuales de la organización.

En primer lugar, dijo, «para introducir la pastoral de la vida en la pastoral ordinaria de la Iglesia» y «para que, en todas las parroquias, comunidades cristianas, religiosos de vida consagrada, movimientos… tomen conciencia de que el cuidado de la vida humana viene inspirado por la fe«.

Asimismo, cifró su misión en «dar una respuesta integral colocando a las personas que se encuentran con el drama del aborto, de la debilidad, de la ancianidad, con la eutanasia… delante de Cristo, que es el único que cura y ofrece una respuesta adecuada para la vida humana desde el momento del nacimiento hasta el de la muerte».

También estuvo presente el director espiritual de Spei Mater, el sacerdote Jesús Chavarría, que reiteró a lo largo del encuentro la importancia y necesidad de combatir la cultura de la muerte con la oración y especialmente el Rosario.

«El anuncio de Cristo», la misión de Spei Mater

En los encuentros y conferencias también intervino la iniciadora y presidenta de la organización, María José Mansilla, que destacó la profunda vocación mariana y espiritual de Spei Mater, especialmente tras su erección canónica por Reig Pla como Asociación Pública de Fieles.

«Esto no es una empresa. No debemos obsesionarnos con los números ni debemos evaluarnos así después de 10 años. Estamos llamados a ser ser una isla de misericordia en un mar de indiferencia que expresa el individualismo de esta sociedad en la que no nos importa el otro ni lo que le pase. Dios nos llama a ser fieles, no a tener éxito«, mencionó.

Destacó la importancia de no vivir la pertenencia a Spei Mater como un voluntariado sino sobre todo con una vocación apostólica y martirial, pues «ofrecer a Dios el sacrificio de no recoger nunca frutos, de fracasar, forma parte de una misión cuyo objeto principal es el anuncio de Cristo«.

A modo de balance anual, Mansilla citó la «diocesaneidad, la metodología clara, la unidad o la acción pastoral» como sus principales fortalezas, mientras que su «mayor fallo» a abatir es «la escasa comunicación y divulgación en los medios».

El prior de la abadía del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, animó a los asistentes en una ponencia titulada Razones para la esperanza, donde alentó a los presentes a «como cristianos, no caer nunca en la desesperanza«.

«La esperanza, virtud teologal, es una disposición que parte de Dios y es infundida por Él en la voluntad del hombre y tiene su fundamento en que confiamos alcanzar la vida eterna, apoyados por la gracia de Dios», alentó.

Uno de los últimos ponentes de las jornadas fue el director espiritual de Spei Mater, el sacerdote Jesús Chavarría, que centró sus palabras en el «reto» de la conversión y el testimonio para cumplir con la misión de Spei Mater.

«Hoy tenemos el reto que supone que Dios ha confiado en nosotros y que debe corresponderse mediante la fe en nuestra esperanza y confianza en Él. Para ello es imprescindible la conversión de cada uno de nosotros. Es una vida convertida a Cristo y nutrida de esperanza en Él, lo que ha permitido vidas como la de las personas que dieron su testimonio», destacó.

Las jornadas concluyeron la Santa Misa y con testimonios de una enfermera, una matrona y un médico en torno a la defensa de la vida y las dificultades de los especialistas en cuidados paliativos, abocados a perder «fama, prestigio, oportunidades y dinero por defender la vida».

Puedes ayudar a Spei Mater desde este enlace

Actualmente, la red católica provida Spei Mater trabaja en red con otras instituciones eclesiales como delegaciones de familia Cáritas, centros de orientación familiar, asociaciones eclesiales profamilia, congregaciones religiosas.

A la fecha, Spei Mater tiene 3 líneas de trabajo: 

– El Proyecto Raquel, el más antiguo y conocido, ofrece una atención individualizada a las personas que ya abortaron o se implicaron en un aborto, “a través de una red diocesana de sacerdotes, consejeros, psicólogos y psiquiatras”. El objetivo es “acompañar a la persona en su integridad en un proceso de sanación y reconciliación”.

– El Proyecto Ángel ofrece un acompañamiento a las mujeres con embarazos imprevistos o en dificultad, para ayudarles a llevar este proceso “en todas sus dimensiones, material, psicológica y espiritual desde la Fe”.

– El Proyecto Parroquias por la Vida ofrece recursos como un manual de vida, un curso online y misas, vigilias y organización de semanas por la vida, para que la pastoral provida sea pastoral ordinaria de la Iglesia y las parroquias sean “oasis” de vida y misericordia. El objetivo es que el magisterio de la Iglesia sea conocido “en cuestiones de vida y dignidad y haya una ‘gran oración por la vida que abarque al mundo entero’”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *