La Iglesia española intensifica su compromiso contra los abusos a través del portal «paradarluz.com»

adminoctubre 18, 20224min8700
logo_2020.png

Paradarluz es la página web que acaba de presentar la Conferencia Episcopal Española a través de su presidente, Juan José Omella, con el objetivo de «seguir dando pasos en favor de la dignidad de todas las personas que han sufrido y del bien de la sociedad».

El portal presenta información sobre el trabajo realizado por la Iglesia en España para acabar con la «lacra que duele y afecta a todos» de los abusos sexuales, así como «facilitar el contacto» con las más de 200 oficinas repartidas en todas las diócesis españolas, 60 con caracter diocesano y 42 pertenecientes a congregaciones religiosas.

La nueva página web incluye entre otros apartados los pasos que ha dado la Iglesia desde que en el año 2010 se aprobaron los protocolos de actuación, informa de las direcciones en las que se puede denunciar o recibir información, reúne la normativa vigente y presenta las últimas novedades al respecto.

Hasta el  mes de marzo, fecha en la que se cumplieron dos años de su funcionamiento, las diversas oficinas recibieron 506 denuncias por abusos sexuales a menores. De todas ellas, el secretario general y portavoz de la CEE recogió que en 103 el acusado había fallecido y  que los hechos denunciados en otras 300 tuvieron lugar hace más de 30 años.

Pese a que el acusado haya fallecido o el caso haya prescrito, los hechos se investigan de igual manera, pues como afirmó el mismo Arguello en marzo, el objetivo es «apartar a personas que son indignas, que no haya lobos que se disfracen de corderos y que no se pueda decir que la Iglesia es un lugar inseguro para los niños».

Paradarluz.com es uno más de los pasos que los obispos en España llevan dando durante años para cumplir el «compromiso de la Iglesia» que se traduce en cuatro dimensiones: «Acompañar, acoger y comprender el dolor causado; sanar las heridas de las víctimas, que viven ellas y su entorno más cercano; reparar el daño causado y cuidar de que esos hechos no se vuelvan a repetir, desarrollando políticas de prevención, de formación y de atención en todos los lugares de la Iglesia en que se realicen actividades con menores».

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *