La FIAMC, asociación mundial de médicos católicos, critica el nombramiento de la abortista Mazzucato

adminoctubre 21, 202210min220
logo_2020.png

La FIAMC, la veterana y prestigiosa asociación internacional que nació en 1966, tiene sede en el Vaticano y reúne a las asociaciones de médicos católicos de todo el mundo, ha expresado su «preocupación» por el hecho de que la Academia Pontificia de la Vida haya designado como uno de sus miembros a la economista Mariana Mazzucato.

En una nota breve firmada por su junta directiva, la FIAMC recuerda que Mazzucato «ha expresado abiertamente en los medios sus visiones favorables al aborto provocado» y ha recordado que según los estatutos de 2016 de la Pontificia Academia de la Vida, los miembros se seleccionan entre quienes han demostrado «fiel servicio en la defensa y la promoción del derecho a la vida» y que estos miembros deben «promover y defender los principios del valor de la vida y la dignidad de la persona humana, interpretados de una forma que se conformen según el Magisterio de la Iglesia».

Un ex-presidente de la FIAMC ya se quejó antes

La nota llega un par de días después de que el doctor Josep Maria Simón Castellví, de Barcelona, que fue presidente de esta entidad de 2006 a 2014, publicara una nota, muy difundida, con el título «Academia para la Vida: ¡No me puedo callar más!»

En ella denunciaba que en la Academia, en años recientes, «bajo la actual presidencia se expulsó a todos los académicos y posteriormente se nombró a los nuevos, incluidos algunos de los antiguos. Era como un nuevo comienzo, con los riesgos que supone para un investigador la inseguridad de su expulsión cuando quiera el presidente. Alguien convenció al Santo Padre de ello. Así, se nombraron y se siguen nombrando académicos abortistas, defensores de la eutanasia en algún grado o detractores de la Humanae vitae, justo lo contrario de lo que deseaba Juan Pablo II y de lo que es razonable para el bien de la Iglesia peregrinante en esta tierra. Y se dejó de lado a valiosos científicos defensores de la Vida».

El artículo de Castellví no concretaba ningún nombre de esos «abortistas» o «defensores de la eutanasia». La nota de la FIAMC solo menciona a Mariana Mazzucato.

Mazzucato, por ejemplo, se manifestó por Twitter a favor del aborto cuando el caso Roe v. Wade fue anulado por el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

La Pontificia Academia respondió, pero no a lo que se le decía

Ante el revuelo causado, pero antes de difundirse la nota de la FIAMC, la oficina de comunicación de la Pontificia Academia para la Vida envió una nota a periodistas con comentarios del arzobispo Vincenzo Paglia, presidente y canciller de la Pontificia Academia para la Vida, defendiendo los nombramientos.

Vincenzo Paglia preside la Pontificia Academia de la Vida

Vincenzo Paglia preside la Pontificia Academia de la Vida: ha defendido los nombramientos, pero los médicos católicos de la FIAMC le señalan que violan los estatutos de 2016 de la Academia. Los estatutos permiten miembros de otras religiones, pero que defiendan la vida.

Paglia defendía que los miembros vienen «de diferentes contextos, para un constante y fructífero diálogo interdisciplinar, intercultural e interreligioso», y que por eso entre ellos hay «dos rabinos, un académico sintoísta, musulmanes, un teólogo anglicano», y que «la Academia Pontificia para la Vida es un organismo de estudio e investigación. Por lo tanto, el debate y el diálogo tienen lugar entre personas de diferentes orígenes».

El comunicado de prensa detallaba que los documentos de la Pontificia Academia para la Vida pueden ser vetados por Doctrina de la Fe. En cuanto a los nombramientos, «los hace el Papa», después de una consulta a los Nuncios y los obispos de los países implicados: «ocurrió en este caso y no hubo problemas».

Pero el hecho es que la asociación mundial de médicos católicos no sólo ve problemas, sino que señala que el nombramiento viola los propios estatutos, que efectivamente permiten miembros de cualquier religión, pero que sean claramente defensores de la vida y la dignidad humana.

Publicamos a continuación la nota completa de la FIAMC

***

Declaración sobre el reciente nombramiento de la Pontificia Academia de la Vida

(traducción desde el inglés por ReL)

La Federación Mundial de Asociaciones Médicas Católicas (FIAMC) expresa su preocupación por el reciente nombramiento de la economista italo-americana del University College London, Mariana Mazzucato, para servir durante 5 años con la Pontificia Academia de la Vida. Por desgracia, la profesora Mazzucato ha expresado abiertamente en los medios sus visiones favorables al aborto inducido.

La Federación Mundial de Asociaciones Médicas Católicas reconoce que, de acuerdo con los nuevos estatutos de 2016 de la Academia, «los académicos se seleccionan, independientemente de su religión», en base a sus «calificaciones académicas, integridad profesional probada, experiencia profesional y fiel servicio en la defensa y la promoción del derecho a la vida de cada persona humana».

La Federación Mundial recuerdan también que los nuevos estatutos de la Academia Pontificia requieren que los miembros estén conformes a la enseñanza de la Iglesia. Los miembros de la Academia deberían «promover y defender los principios del valor de la vida y la dignidad de la persona humana, interpretados de una forma que se conformen según el Magisterio de la Iglesia». Un académico puede ver revocada su membresía «en el caso de una acción pública y deliberada o una declaración manifiestamente contraria a [dichos] principios, o seriamente ofensiva contra la dignidad y credibilidad de la Iglesia Católica y la Academia misma».

Prof. Dr. Bernard Ars
Presidente de la FIAMC

Prof. Dr. John Lane
Vicepresidente

Prof. Dr. José Diego Ferreira Martins
Secretario General

Dr. Niklaus Waldis
Tesorero

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *