Irene Aguiar, última víctima de la cancelación woke: «Tenemos un solo sexo, es lógico, inmutable»

adminoctubre 30, 202212min200
logo_2020.png

El revuelo mediático causado por la cancelación woke a la abogada y especialista en derecho deportivo Irene Aguiar parece no tener fin. Y es que entre el 2 y el 3 de diciembre estaba prevista la celebración del Congreso Estatal de Mujeres y Deporte en el Gran Canaria Arena, organizado de la mano del Cabildo de Gran Canaria y la Asociación del Congreso Estatal de Mujeres y Deporte. El 17 de octubre, repentinamente, la organización convocante anunció la cancelación del evento.

La polémica estalló cuando las áreas de Deportes e Igualdad del Cabildo, pertenecientes al PSOE y Podemos respectivamente, tuvieron constancia de la participación de la reconocida abogada deportiva Irene Aguiar en una mesa redonda bajo el título La defensa de las categorías deportivas femeninas. Una versión internacional.

Fue en ese momento cuando la abogada recibió un correo electrónico anunciando la cancelación del Congreso. Convencida de que se debió a motivaciones logísticas, su sorpresa fue mayor al leer la nota adjunta y saber que el motivo real de la suspensión por el Cabildo fue el mero hecho de abordar la participación de transexuales en el deporte.

«Se tiene que anular»

Los organizadores propusieron a las autoridades la inclusión de voces discordantes con la de Aguiar, lo que recibió una reiterada y contundente negativa. «Se tiene que anular [la mesa redonda]», respondieron.

En respuesta a la cancelación woke consistorial, la organización convocante del Congreso decidió unilateralmente suspender la celebración íntegra del mismo en un claro apoyo a la abogada víctima de la cancelación.

«No estamos dispuestas a que la voz de las mujeres sea silenciada«, sentenciaron en un comunicado.

Desde entonces, la abogada ha ocupado buena parte de los debates, tertulias y titulares por su postura en torno a la participación deportiva femenina y más concretamente por su defensa. Una defensa que sin embargo no está reñida con que los transexuales participen en deportes.

¿Su solución? Que lo hagan en las categorías correspondientes a su sexo, y no a su mal llamado «cambio de género». Pensando en el caso del nadador universitario Will Thomas, presentado como «Lía» -del que puedes saberlo todo aquí– sería tan simple como que aun teniendo apariencia femenina, continúe compitiendo en la categoría masculina.

Una propuesta que le está valiendo a Aguiar todo un linchamiento mediático.

Un solo sexo, «algo lógico e inmutable»

El periodista Josué Cárdenas, director y presentador de La Burbuja, en Decisión Radio, ha sido uno de los últimos en acoger a la abogada cancelada para permitirla que exprese públicamente su opinión sobre lo sucedido. Una opinión que a muchos les cuesta entender qué tiene de ofensivo y que ella misma desearía «que no fuese motivo de felicitación» o polémica pues se muestra convencida de no haber dicho «nada del otro mundo».

Tras valorar positivamente el apoyo recibido por la organización, Aguiar se refirió a «la negación de la realidad» como uno de los aspectos más dañinos de la conocida como Ley Trans, a la que actualmente se están presentando enmiendas parlamentarias.

«Nosotros tenemos un sexo, es algo lógico e inmutable«, afirma. Por eso considera preocupante que «se pretenda facilitar que personas de un sexo se registren como pertenecientes a otro sexo», lo que supone «falsear un dato que no se corresponde con la realidad«.

Josue_Cardenas_y_David_Castro_La_Burbuja_int

David Castro y Josué Cardenas entrevistaron en «La Burbuja» a la abogada Irene Aguiar (puedes escuchar la entrevista completa aquí). 

Hablan las afectadas: «Tienen una ventaja arrolladora»

Una de las consecuencias más negativas con las que la abogada está acostumbrada a lidiar es escuchar a mujeres sobrepasadas por tener que competir contra hombres biológicos que afirman haber cambiado su sexo.

Lo describe como algo «descorazonador»: «Ellas expresan su preocupación y afirman no tener nada contra la persona, pero reconocen que tiene una ventaja arrolladora. Y puede suceder tanto en un varón que se sienta mujer y compita en una categoría femenina, o en el de una mujer que está recibiendo tratamiento de testosterona».

«Se nota mucho la diferencia de rendimiento. Es injusto, pero no pueden decir nada, solo estar calladas y renunciar a un premio o un título», añade.

Su propuesta, como no se cansa de afirmar, «no tiene nada del otro mundo».

«Es muy sencillo. En el deporte se establecen categorías basándonos en criterios objetivos. No solo el sexo es relevante, también el peso, la edad o la discapacidad. Son hechos objetivos. Al participar en una competición, no te van a preguntar de qué edad te sientes, sino que ven la edad que tienes y en base a eso te incluyen en una categoría», explica.

Algo que parece obvio es continuamente puesto en tela de juicio por supuestas discriminaciones, que en ningún momento tienen lugar.

«Tu sexo es uno y no se puede cambiar. Hay muchas personas, sobre todo mujeres trans (hombres) que participan en la categoría de su sexo y no les pasa nada», afirma.

«Una línea que no hay que cruzar»

Para Aguiar, «el núcleo de la cuestión» radica en si el sexo es relevante para el deporte en cuestión, de modo que cada federación deportiva tendría que categorizar las competiciones en función de la ventaja o desventaja que pueda suponer realizarla de forma mixta. Pone el ejemplo del ajedrez, que «no se nutre de capacidades físicas» -al menos de forma tan notable- como podría ser el baloncesto o la natación.

La abogada concluyó su intervención dirigiendo un claro mensaje a los políticos y responsables de la legislación actual, remarcando la necesidad de «legislar en base a la razón y fundamentos científicos y no en base a sentimientos«.

Aunque linchada, Aguiar no está sola. De hecho, son cada vez más los que defienden esta postura. Y lo hacen hombres y mujeres, con trayectorias deportivas globales: desde deportistas universitarias hasta grandes estrellas olímpicas y de la NBA.

El último en pronunciarse, hace tan solo  unas horas, fue la exestrella de la NBA Matt Barnes (42), quien disputó 14 temporadas junto a equipos tan históricos como los Lakers, los Clippers o Golden State.

En relación a la intromisión de transexuales en categorías distintas a la de su sexo y concretamente al caso Thomas, mencionó que si bien respeta a todas las personas, considera que «cuando se trata de deportes, es una línea que no hay que cruzar«.

«Si naces mujer, debes practicar deportes de mujeres y si naces hombre, deportes de hombres. Respeto que hagas lo que quieras con tu vida, pero lo deportivo es otra cosa», sentenció Barnes.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *