La Madonna de los bombardeos de Kiev: una joven madre con bebé se convierte en un icono católico

adminoctubre 30, 202212min260
logo_2020.png

Se cumplen 9 meses de guerra en Ucrania, una guerra que empezó en invierno y a la que vuelve de nuevo el invierno. Según Naciones Unidas, son ya 6.374 los civiles ucranianos que han muerto, y otros 9.776 han sido heridos. Los bombardeos contra población civil e instalaciones civiles de electricidad y gas se han multiplicado en octubre. Miles de ucranianos no pueden volver a sus casas.

Se cumplen también 9 meses de una foto icónica del inicio de la guerra, que ahora se ha convertido en un icono de verdad en iglesia católica.

Es la historia de una foto que se hizo viral, una mujer joven amamantando a su bebé en el metro de Kiev, huyendo de las bombas. Esta historia tiene un final razonablemente feliz, por ahora.

La joven madre se llama Tetyana Blizniak. El bebé es su hijita Marichka, que tenía 2 meses cuando empezó la guerra. Le hizo la foto el periodista húngaro Andras Feldes, de Telex, el mismo 25 de febrero, nada más empezar todo.

Tetiana Blizniak en el metro de Kiev, foto de Andras Feldes

Tetiana Blizniak amamanta en el metro de Kiev, foto de Andras Feldes

Tetiana Blizniak amamanta en el metro de Kiev, foto de Andras Feldes que se convertiría en «La Madonna de Kiev».

El periodista la publicó en su Instagram. Era una madre amamantando a su bebé, sentada contra la fría pared de mármol del metro. Era como un signo de la vida que nutre, de la fuerza que protege, frente a la frialdad de la guerra que mata.

De la foto al icono

La foto se difundió mucho. La artista ucraniana Marina Solomennikova, que vio la foto en redes y en los noticiarios, sin saber nada del fotógrafo, la relacionó con un icono de la Virgen y el Niño. «Esta niña con un niño era un símbolo de todas las madres ucranianas que se ven obligadas a esconderse de las armas rusas en los refugios antiaéreos. La imagen de la mujer de la fotografía era tan inocente que, en mi opinión, brilla incluso sin ilustración», dice la artista.

Marina Solomennikova ilustra a Tetyana como una Virgen Madre, con el metro en su halo

Marina Solomennikova ilustra a Tetyana como una Virgen Madre, con el metro en su halo.

La pintora entonces le añadió el contexto de los trenes del metro de Kiev, con un halo sobre su cabeza. La pintora escribe en la imagen: «Mujeres ucranianas, las más valientes y fuertes».

Del icono civil a la capilla católica

La imagen llegó a Italia. Allí la vio un sacerdote jesuita ucraniano, Vyacheslav Okun, que estudia en Roma. Él animó a que esa imagen iconizada se colocara en una capilla de San Blas, en Nápoles, en la capilla lateral de un colegio de religiosas franciscanas. Así, ella enmarca un relicario, como un símbolo de maternidad protectora sobre la débil humanidad amenaza por el mal. Las niñas del colegio la ven en misa y en sus rezos.

El padre Vyacheslav, ucraniano en Roma, impactado por la simbología del icono
El padre Vyacheslav, ucraniano en Roma, impactado por la simbología del icono.

Madonna de Kiev en la iglesia de San Blas en Nápoles

Madonna de Kiev en la iglesia de San Blas en Nápoles.

Lo que pasó después

La mamá del metro de Kiev, Tetyana Blizniak, se refugió en los túneles con su marido, su bebé y su perrito. La joven familia consiguió pronto huir y ubicarse en el oeste de Ucrania.

Pudo luego contar su historia en una serie de documentales cortos sobre mujeres en la guerra que ha difundido la TV greco-católica. En el documental explica que la niña nació el 8 de diciembre de 2021. «Fuimos una familia joven absolutamente feliz durante dos meses», dice Tetyana Blizniak.

En la mañana del 24 de febrero, como el resto de los kievitas, Tatiana y su esposo escucharon las explosiones, especialmente las del cercano aeropuerto de Boryspil. Esa noche, como tantos otros, se refugiaron en el metro. «Solo pude sentirme tranquila y segura una vez en el metro. Allí, con la manta en el suelo, entre la gente, comencé a alimentar al bebé», recuerda Tetyana.

Tetyana, su marido, su perrito, la bebé... en los andenes del metro

Tetyana, su marido, su perrito, la bebé… en los andenes del metro.

La historia se difundió mucho y el jesuita considera (en declaraciones a la TV greco-católica ucraniana) que «fue obra de Dios, porque el icono se hizo popular entre la gente local, muchos italianos venían a rezarle. Quedó en uno de los altares laterales, donde permanece hasta el día de hoy”, dice el sacerdote.

«Yo trabajaba con iconos, y ahora mi imagen es el icono»

Resulta que Tetyana ¡sabe de iconos! Estudió en la Academia de Artes de Leópolis, aprendió a dibujar iconos y se graduó en restauración de obras de arte. Eso le parece divertido: «Antes yo trabajaba con iconos y ahora mi imagen se ha convertido en un icono».

Tetyana hace una interpretación del simbolismo en clave de nación. «La imagen de una madre que protege a un niño es la imagen de todas las madres ucranianas que sufrieron esta guerra. Esta es la imagen de Ucrania como nuestra madre», considera.

A 23 de octubre, la Fiscalía General de Ucrania daba cifras de niños muertos y heridos en la guerra: 430 niños muertos, 820 heridos. Algunos de los niños heridos se recuperan en el Hospital Infantil del Papa, en Roma. Allí sus madres hablan con la prensa italiana. Detrás de la simbología hay dolor real.

Pero el padre Vyacheslav recuerda un simbolismo más amplio. «La imagen de Tetyana con su hija refleja la imagen de la Madre de Dios con Jesús. Por eso es cercano a los cristianos. En un tiempo, María con Jesús y su padre terrenal José también se vieron obligados a huir del peligro por la agresión del rey Herodes, quien temía por su trono. También eran refugiados”, recuerda. Quien ha sufrido con María y el pequeño Jesús, está llamado a sufrir con todos los que sufren y huyen de la violencia.

Tetyana Blizniak, la «Madonna de Kiev», cree que esta advocación, como la función de ser madre, es honorable, pero, en estos días, es triste y dolorosa.

Documental en 8 minutos en ucraniano sobre la historia de Tetyana; ella, en pijama con la niña, y en la iglesia, explica lo que vivió; el padre Vyacheslav cuenta su significación en Italia.

(Publicado originariamente en el portal de noticias marianas CariFilii)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *