Sólo la mitad de catalanes se declara católico, mientras las otras religiones se cuadriplican

adminnoviembre 2, 20225min170
logo_2020.png

El último sondeo Ómnibus del Centre d’Estudis Oficials de la Generalitat (el organismo de estudios estadísticos del Gobierno autonómico catalán) da unos resultados peculiares sobre la religión que declara la población catalana.

Si comparamos con datos de hace 9 años, se constata una bajada clara de los que se declaran católicos (bajarían casi 6 puntos y serían apenas un poco más de la mitad de la población, el 52% del total), un gran bajón de los ateos (más de 8 puntos) y una asombrosa subida de las «otras religiones», que se multiplicarían por más de 4 en menos de una década: de ser un 3% o menos, sumarían un 12,5% de la población catalana.

Religión en Cataluña en 2022 según CEO de la Generalitat, en tabla comparando con otros años

Los datos desglosados del CEO de octubre 2022 (a partir de 1.200 encuestas a adultos residentes en Cataluña) son:

Católicos 52,1
Ateos 16,9
Agnósticos 16,3
Evangélicos 5,9
Musulmanes 3,8
Cristianos ortodoxos 1,5
Testigos de Jehová 0.7
Budistas 0.6

Un sondeo de 2020 del Institut Opiniometre (también ligado a la Generalitat) calculaba en 4,3% los musulmanes y en 7% los protestantes y evangélicos. Su suma de ateos y agnósticos era de 27,4% mientras que este sondeo del CEO de 2022 da 33,2%.

Importancia de la inmigración

La inmigración tiene importancia en estas cifras. En Cataluña, con 7,7 millones de habitantes, viven, oficialmente (según el padrón del INE) 240.000 marroquíes y 55.000 paquistaníes, casi todos musulmanes. Hay además muchas personas de origen marroquí con documentación española.

Cabe suponer que los cristianos ortodoxos serían -con cifras de 2021, antes de la guerra de Ucrania- sobre todo rumanos (hay 87.000 en Cataluña), ucranianos (23.000), rusos (25.000) o búlgaros (11.000).

También hay al menos 270.000 personas llegadas de países hispanohablantes de cultura católica, pero muchos de ellos se integran en comunidades protestantes, y otros, que quizá eran practicantes en su país, en Cataluña dejan de ir a la iglesia católica (por muchas razones, incluyendo a veces falta de acogida, mala disponibilidad de horarios o misas solo en catalán).

Este sondeo de 2022 no distingue entre católicos practicantes y no practicantes. Hace años sí distinguía. Por ejemplo:

CEO julio 2007: 68,8% se declaran católicos
Católicos practicantes 19,5
Católicos no practicantes 49,3

CEO junio 2010; 61,7% se declaran católicos
Católicos practicantes 15,3
Católicos no practicantes 46,4

CEO enero 2013; 57,8% se declaran católicos
Católicos practicantes 15,1
Católicos no practicantes 42,7

El sondeo del CEO de 2022 se puede consultar aquí. Hay cruces por opciones políticas, edad, lugar de origen, pero las muestras una vez repartidas son pequeñas y poco fiables. (Por ejemplo, de 1.200 encuestados, sólo 42 declaran simpatía por el PP, 20 por Ciudadanos, 17 por Vox, 43 por la CUP… que de estos 42 o estos 17 haya más o menos que se declaren católicos, no es estadísticamente significativo).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *