Filósofos, inspectores, psiquiatras, pediatras y políticos afirman que el «boom trans» es «una moda»

adminnoviembre 10, 20228min130
logo_2020.png

A lo largo de los últimos días, relevantes personalidades de toda profesión y color político han cuestionado la conocida como «ley trans» y advertido de que esta pretende llevar a la gran escena política y al día a día de los hogares algo que no trasciende de «una moda de adolescentes«.

En estos términos se ha expresado la filósofa socialista y miembro del Consejo de Estado Amelia Valcárcel, máxima exponente del feminismo de la igualdad, al afirmar que «el interés por la infancia» es la gran novedad de la «Ley Trans», en el sentido de que es un paso más para potenciar «un contagio social terrible que hace que una serie de menores empiecen a creer» que son transgénero.

Un «contagio social» que ha asistido a un aumento del 4000% en adolescentes y niños y que según la filósofa se debe a las modas y corrientes establecidas artificialmente por «asociaciones interesadas». «[La moda trans] es una insensatez llamada doctrina que es la que se está poniendo de moda en las sociedades abiertas. No se puede hacer una Ley de una moda», sentenció.

En términos semejantes se han pronunciado a lo largo de los últimos días relevantes personalidades médicas como  Celso Arango, Jefe del Servicio de Psiquiatría del Niño y del Adolescente del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Entrevistado por El Mundo, el psiquiatra reiteró que actualmente se asiste a «una explosión, un boom, un incremento exponencial de adolescentes que dicen ser trans, muchos por moda, y no lo son. «No es una cifra normal, no responde a la realidad», indicó.

Contradice la psiquiatría pediátrica

En este sentido, también cuestionó que los parámetros de la nueva ley contradicen a la propia disciplina psiquiátrica pediátrica, pues esta incide en «esperar antes de actuar»: «Cuando llega un niño y dice que su vida no vale nada, antes de poner tratamiento lo que haces es citarle una semana después, y a lo mejor ha desaparecido el problema».

Sin embargo, lo que más le preocupa a Arango es ese alejamiento «de la realidad» que promueve la ley.

«La mayor parte de los adolescentes que estoy viendo dicen ser trans y no lo son. Si hablamos de que alguien que dice ser trans desde hace tres semanas va a un centro privado y le dan hormonas, es una barbaridad. Hacemos algo que tiene complicada marcha atrás, cuando no es irreversible».

Arango concluyó su diagnóstico en torno a esta «avalancha de moda» con un patrón común de actuación en «falsos casos» de menores trans, que suelen ser mayoría: «Niño excluido, con autismo, quizás acoso, problemas de adaptación, asperger, problemas de relación social, que de repente encuentra un grupo de personas que le acogen y le apoyan. Y que por el hecho de decir que es del equipo de fútbol X o del partido político Y, le acogen y se encuentra».

También los pediatras se han posicionado en contra de la nueva ley, como publicamos en Religión en Libertad.

En los últimos días, el también socialista e inspector de educación Juan López ha declarado en Magisnet que lo que más le «preocupa» como inspector de educación respecto a la nueva ley es la «cultura de la ambigüedad sexual que se quiere promocionar, con los problemas psicológicos y de desarrollo personal que conlleva».

«Se está poniendo de moda una concepción indefinida de la relación del cuerpo con la sexualidad, de forma que se puede hablar incluso de una moda trans que bebe de la ideologí queer», subrayó.

En este sentido, López considera que las personas se definen, entre otros aspectos, por ser «seres sexuados»; por lo que «el sexo no puede ser algo puramente subjetivo, sino algo identitario, base del desarrollo de la identidad humana». Del mismo modo, cita a multitud de organizaciones especializadas que han destacado las incongruencias de esta «moda» -la Asociación Española de Psiquiatría de la Infancia y la Adolescencia, el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría o la vicepresidenta del Colegio de Médicos de Madrid, entre otros-.

Una de las últimas personalidades de la escena pública en referirse con estos términos a la ley Trans y el movimiento queer ha sido la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

En una reciente entrevista concedida a El Programa de Ana Rosa, Ayuso ha cuestionado también las «charlas y conferencias en los colegios sin conocimiento ni aprobación de las familias» de promoción de la transexualidad y destacó la necesidad de que «cambiar de sexo según por modas, según por días» sea sometido a un «estudio pormenorizado».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *