Cuarenta pañales al año: la «ridícula» ayuda del Gobierno feminista por embarazada, alerta REDMADRE

adminnoviembre 23, 202213min130
logo_2020.png

O ni si quiera eso, en función de dónde se compren o de la talla de los bebés. Es una de las conclusiones más alarmantes que se desprende de la sexta edición del Mapa de la Maternidad de REDMADRE, presentado este 23 de noviembre en las instalaciones de Comet Retiro, en Madrid.

El informe, elaborado cada año desde 2015 por la organización provida, es toda una muestra de cómo las consignas del feminismo se encuentran muy alejadas de las necesidades reales de la mujer, especialmente si esta se encuentra embarazada y es discapacitada, maltratada, carece de recursos o proviene del extranjero.

Concretamente,  las ayudas que ha destinado la administración pública a cada mujer embarazada en situación de vulnerabilidad no han superado los 13 euros al año de media. Algo que contrasta, en cifras absolutas, con las dedicadas al aborto: si en 2021 se dedicaron 5 millones y medio de euros en ayudas al embarazo, lo destinado al aborto fueron más de 32 millones (seis veces más).

Algunos signos de esperanza, aunque «insuficientes»

Lo llamativo es que es una cantidad que, aunque «lamentable», también supone un signo de «esperanza y cambio de tendencia» respecto a otros años, según la presidenta de REDMADRE, María Torrego: 2021 es el primero en que el gasto medio por mujer pasa de diez euros a trece. Anteriormente, el año 2016 fue el más cercano con 10 euros de gasto medio al año por embarazada, mientras que entre 2015, 2017, 2018 y 2020 la cifra osciló entre los 5,9 y los 7,9 euros por mujer embarazada al año.

Otro dato esperanzador que se expuso durante la presentación fue que por primera vez, seis territorios españoles superan los quinientos mil euros en ayudas a mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad en España. Castilla y León, Andalucía, Galicia, Madrid, La Rioja o las Provincias Vascongadas son los casos más representativos.

La misma María Torrego destacó en primer lugar ambas novedades para «alimentar la esperanza», pues son dos síntomas que «pueden ser muy leves, pero también un síntoma de cambio de tendencia incipiente«.

Puedes leer o descargar el Mapa de la Maternidad 2021 en este enlace.

En cuanto al número de mujeres atendidas, REDMADRE continúa incrementando su ayuda. Si en 2020 ofreció asistencia a casi 50.000 mujeres, en 2021 benefició a 59.000, lo que supone un incremento del 16% en asistencias. Con este último año, la organización ha apoyado a cerca de 25.000 desde su nacimiento hace 15 años.

A lo largo de este tiempo, la organización ha podido constatar empíricamente que el aborto más que una demanda social es, entre otros factores, una decisión impuesta por la falta de ayudas, ya que el 80% de las mujeres que han sido atendidas por REDMADRE han tenido a sus hijos tras recibir apoyo.

Amaya_Azcona_Directora_General_de_Fundacion_REDMADRE.

La Directora General de Fundación REDMADRE, Amaya Azcona, destacó la necesidad de incluir variables hasta ahora olvidadas en los informe soficiales sobre maternidad y dar una mayor visibilidad a mujeres vulnerables de las que se obligan los representantes del feminismo. 

Concluida la presentación, la Directora General de la Fundación REDMADRE, Amaya Azcona, también valoró «positivamente» otras medidas de carácter autonómico, como la adoptada en la Comunidad de Madrid a finales de 2021, por la cual cada mujer recibe 500 euros mensuales desde el quinto mes de embarazo y hasta que el niño cumpla dos años, suponiendo un total de 14.000 euros. Con todo, Azcona afirmó que «podría mejorarse», ya que la franja de mujeres que pueden optar a las ayudas -las madres menores de 30 años y que lleven cinco años de empadronamiento ininterrumpido en la Comunidad de Madrid- es «reducida».

Más abortos y menos embarazos «premiados» con 13 euros

Y hasta aquí las buenas noticias. Una de las más reveladoras de la situación general de las mujeres embarazadas en condiciones vulnerables es que la media de las ayudas anuales por cada mujer embarazada no supera los 13 euros en todo España.

Analizado por comunidades, son cuatro las que mantienen esta reducida media -las provincias vascas destinan 28 euros al año; Galicia, 40; Castilla y León, 154 y La Rioja, 160-. Canarias, Baleares, Ceuta, Melilla, Murcia, Aragón, Asturias, Cantabria, Navarra o Cataluña no disponen de ninguna ayuda.

Según las cifras expuestas en el informe y las reducidas ayudas al embarazo, podría parecer que la administración pública elude por completo abordar la preocupante tendencia demográfica en la que el número de defunciones al año -sin contar las decenas de miles de fallecidos por aborto quirúrgico o químico- supera al de nacimientos desde al menos 2015. El signo más preocupante en este sentido es 2015, donde los nacimientos fueron 336.811 y el de defunciones, 450.687.

Según el desglose del Mapa de la Maternidad, Baleares, Cataluña, Canarias o Asturias son los cuatro territorios que más acusan esta tendencia en cuanto al número de nacimientos y abortos. En todos ellos se producen entre 300 y casi 400 abortos por cada 1000 niños que nacen.

Un ejemplo gráfico de la tendencia es el de la relación entre el número de embarazos y abortos en España, donde se representa gráficamente cómo mientras los embarazos se reducen, los abortos se incrementan: si en 2015 hubo 514.478 embarazos y 94.188 abortos, en 2019 se registraron 456.054 embarazos y 99.149 abortos (64.000 embarazos menos y 5.000 abortos más).

A la cola de Europa en ayudas

En cuanto al análisis por ayuntamientos de capitales de provincia, el Mapa de la Maternidad alerta de que solo cuatro -Burgos, Cuenca, Guadalajara y Badajoz- prestan ayudas anuales a mujeres embarazadas de una cuantía total de entre 5.000 y 22.750 euros.

El análisis, realizado bajo un prisma comparativo con otros países de Europa, muestra una tendencia de España a ocupar el liderazgo en abortos y peores ayudas a la natalidad y familias. Tanto es así que el porcentaje del PIB dedicado por España a las prestaciones destinadas a familias y niños es del 1,3%, muy inferior a la media del 2,3% y solo superado por Irlanda, Portugal, Países Bajos, Italia, Chipre o Malta.

Preguntada por el modelo de referencia internacional en políticas y prestaciones a la mujer embarazada, Azcona destacó el ejemplo de Alemania, que destina un 3,3% del PIB a estos sectores. Como parte de su programa de apoyo Fundación Federal madre e hijo, se destaca la inversión de 92 millones de euros que facilitan a 150.000 familias su intención de continuar el embarazo, atender a niños de corta edad y el acceso a la vivienda, atención infantil, dotación de enseres o a la continuidad del hogar.  

Una de las conclusiones y propuestas fundamentales del VI Mapa de la Maternidad fue reforzar la demanda de estudios oficiales que analicen los problemas de la mujer en torno al embarazo para «poder conocerlos y actuar», como son la falta de trabajo o la ausencia de pareja -lo que dificulta las posibilidades económicas y no está registrado- o la incorporación a los mismos de variables tradicionalmente ignoradas como son las de madre embarazada y madre reciente, madre embarazada y con discapacidad o la de «embarazada» en las estadísticas de maltrato, que afectaría en este caso a «dos víctimas».

Antes de concluir, Azcona demandó que, «ahora que van saliendo nuevos colectivos», se considere también a la mujer embarazada como parte de un corpus social «que necesita ser ayudado» y al que le debe ser reconocido «el derecho a recibir ayudas públicas».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *