Santo Tomás de Aquino, «un instrumento excepcional para recuperar la unidad de los saberes»

adminnoviembre 25, 202214min130
logo_2020.png

El jueves 3 de noviembre se realizó, en el anfiteatro de la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (UNSTA), en Tucumán (Argentina?, la presentación de la Cátedra Abierta de Integración de los Saberes Carlos Alberto Sacheri, creada en el ámbito de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales.

Dicho acto se inició con unas palabras alusivas del director de la cátedra, Dr. Carlos Prado, docente e investigador de la universidad. La actividad central de la jornada fue la Master classLa obra de Fray Mario Petit de Murat, OP, ejemplo de la unidad de los saberes” pronunciada por los Dres. Graciela Assaf y Pascual Viejobueno. El encuentro fue cerrado por el impulsor de esta iniciativa, el Dr. Ricardo von Büren, decano de la facultad, con quien tuvimos la oportunidad de conversar.

-¿Por qué es importante haber creado una cátedra abierta sobre la “integración de los saberes”?

-La apertura de este espacio académico de encuentro y estudio es una respuesta a la inocultable fragmentación de las disciplinas, lo que llamamos “la dispersión epistémica de los saberes”, cuyo origen histórico e ideológico viene dado por un proceso de desconocimiento, negación y al fin sustitución del paradigma epistemológico clásico, que es reemplazado por otro al que podemos calificar de moderno, no sólo en un sentido cronológico sino especialmente axiológico. Me permito traer a colación un texto de Carlos Alberto Sacheri: “El frondoso árbol científico de la actualidad aparece, a los ojos del curioso y del científico, como una inmensa colección de disciplinas particulares, desvinculadas entre sí… Por eso, hoy por hoy, se enfatiza toda investigación o estudio que se califique de interdisciplinario” (Filosofía e Historia de las Ideas Filosóficas). En ese contexto, resulta un empeño ineludible reconstruir la unidad de los saberes, y el paso que damos desde la facultad a mi cargo es un aporte que ofrecemos a toda la comunidad académica.

-Llama la atención relacionar la figura de Carlos Alberto Sacheri con la integración de los saberes. Es más conocido como estudioso y difusor de la Doctrina Social de la Iglesia.

-La fisonomía intelectual de Sacheri es polifacética y abarca varios campos epistémicos. En efecto, Sacheri suele ser reconocido por sus escritos sobre la Doctrina Social de la Iglesia, de la que es uno de sus principales intérpretes y difusores contemporáneos. Pero no se han profundizado aún otras dimensiones de su obra, en la que encontramos incursiones por la historia, el derecho, la política, la ética, la antropología, la epistemología, la gnoseología, la metafísica o la teología natural (teodicea) o revelada (sacra doctrina). Entiendo que la obra de Sacheri es un ejemplo vivo de integración de los saberes en una doble dirección. En primer lugar, en el plano filosófico, esto es, exclusivamente racional, donde a la luz de la distinción entre el plano teórico y el práctico, distingue los principios propios de cada disciplina, vinculándolas armónicamente entre sí a través de los que llama “principios comunes”, de naturaleza metafísica. Y luego, por la articulación de la filosofía con la teología. Es un modelo digno de considerar de la fecundidad del diálogo entre fe y razón. 

-¿Cómo se explica la elección de fray Mario Petit de Murat, OP, para inaugurar las actividades de la Cátedra Abierta?

-La figura de fray Petit de Murat, OP está íntimamente ligada con nuestra universidad de la que fue uno de los fundadores y en la que, además de docente, fuera vicerrector. Y es precisamente en nuestros claustros, como también lo hiciera en la universidad de gestión estatal (la Universidad Nacional de Tucumán), y en el Seminario Arquidiocesano de Tucumán, en donde desplegara su mirada sapiencial sobre Dios, el hombre y las cosas, con importantes obras escritas que abarcan varias disciplinas como la teología, la metafísica, la antropología y la estética. Su propia producción es una puerta para acceder a estudiar las diversas disciplinas en particular, pero también para evaluar su propuesta integral como un modelo de unidad de los saberes.

El dominico Mario José Petit de Murat (1908-1972).

El dominico Mario José Petit de Murat (1908-1972), fue, en palabras de Leonardo Castellani, un «hombre completo y eminente» que, empapado de Santo Tomás, escribió y enseñó Teología, Metafísica, Psicología, Filosofía e Historia del Arte.

»Por ello hemos querido recordar su obra en la presentación de la Cátedra Abierta, como un modo de volver a las fuentes que dieron origen a la UNSTA. Y para ellos tenemos la alegría y el honor de contar como disertantes de la Master Class, con dos discípulos directos de fray Petit de Murat, como son los Dres. Graciela Assaf y Pascual Viejobueno, quienes conocieron al Padre en su juventud y son estudiosos y custodios de su legado sapiencial, amén de haber estado ligados íntimanente durante toda su vida a la Orden de Predicadores y a la UNSTA.

De izquierda a derecha en la foto, Carlos Prado, Graciela Assaf, Pascual Viejobueno y Ricardo von Büren.

De izquierda a derecha en la foto, Carlos Prado, Graciela Assaf, Pascual Viejobueno y Ricardo von Büren.

»Nadie mejor que ellos, que han vivido y convivido con fray Petit de Murat, que escucharon sus enseñanzas de sus propios labios y que luego de su muerte, han continuado recordándolo, profundizándolo y difundiéndolo, para hablar de su pensamiento. 

-¿Qué expectativas tiene, a largo plazo, respecto de la Cátedra abierta y sus actividades?

-Muchas. Pero somos conscientes que el camino que transitamos es arduo. Precisamente por el clima de diáspora epistémica y la consiguiente falta de coincidencia entre los autores y las corrientes de pensamiento, en relación a las nociones más elementales, como las de filosofía, ciencia, método, metafísica y tantas otras. Entiendo, sin embargo, que el hecho de abrir este ámbito de reflexión es ya un paso muy importante que, en nuestro caso, debo recordar, recoge el esfuerzo de varios años anteriores, desplegados en el seno de la asignatura Filosofía del Derecho. Allí trabajamos sobre la problemática de la desintegración de las disciplinas, con particular énfasis en las ligadas a las materias prácticas, como el derecho, la política y la ética, y su articulación con las teóricas, como la antropología, la filosofía de la naturaleza y la metafísica, y su apertura epistémica a la teología y a la Revelación.

El padre Petit de Murat y Carlos Sacheri, dos ejemplos de integración del saber, en el cartel del acto de presentación de la cátedra.

El padre Petit de Murat y Carlos Sacheri, dos ejemplos de integración del saber, en el cartel del acto de presentación de la cátedra.

»En cierto sentido, la Cátedra Abierta continúa y quiere profundizar estas labores previas, no ya desde una sola disciplina incardinada en los estudios de grado, como hasta ahora, sino propiciando un diálogo más amplio y profundo con todas ellas. Pero no estamos solos, por cuanto existen ya autores y centros académicos que están involucrados en la misma problemática, y con los cuales estamos promoviendo un trabajo mancomunado.

»En nuestro caso, creemos que un aporte de nuestra parte, viene dado por la mirada tomista que sostiene nuestro trabajo. Mirada que ha sido nuevamente confirmada por el Santo Padre, el Papa Francisco en su reciente Discurso a los participantes del XI Congreso Internacional Tomista, celebrado en Roma, el 22 de setiembre de 2022, en el que exhortara: “Siguiendo los pasos de mis antecesores, les recomiendo: ¡Vayan a Tomás!”. Creemos que el pensamiento del Aquinate puede ser un instrumento excepcional para recuperar la unidad de los saberes. Y es a la luz de su sabiduría en diálogo cordial con otras corrientes, que encaramos este desafío.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *