7 claves para alejar a tus hijos del lobby trans y enfrentar «la gran manipulación del siglo XXI»

admindiciembre 6, 202219min320
logo_2020.png

Desde este 16 de noviembre, Religión en Libertad pone a disposición de los lectores en exclusiva el libro Por qué las leyes trans ponen en peligro a los niños.

Se trata de un ensayo de acceso libre y totalmente gratuito (puedes adquirirlo en este enlace) que surge tras una profunda investigación y consulta de los datos científicos, los máximos especialistas y los principales informes internacionales con un objetivo -«Enfrentar la gran manipulación del siglo XXI»- y con ello proteger a la infancia de los grandes peligros que conlleva el lobby trans.

La publicación pretende posicionarse como el principal texto de referencia no solo para comprender e interpretar el fenómeno trans, sino especialmente para combatirlo a través de sus propias evidencias y consecuencias en cientos de personas reales, con cara, nombres y apellidos que han visto sus vidas rotas y cuerpos mutilados con el apoyo necesario del Estado, los grandes lobbys y las redes sociales, entre otros.

La investigación, que puedes conseguir aquí, destapa aspectos tan poco investigados como los ingentes beneficios económicos que supone para la administración la manipulación de la infancia por parte del lobby LGBT.

La publicación ve la luz en pleno proceso de aprobación de la conocida como «ley trans» en España, siendo especialmente oportuna la refutación de uno de los grandes mitos empleados para su aprobación, el de su necesidad social. Pero ¿y si los casos de niños trans fuesen tan exiguos que no superasen las decenas en todo España?

Cifras, advertencias, casos reales, todo lo que no te contarán sobre el lobby transgénero… Podás saberlo en «Por qué las leyes trans ponen en peligro a los niños» (consíguelo aquí)

El volumen se ve rodeado de un clarividente análisis del proceso de implantación del lobby trans en la práctica totalidad de la vida cotidiana, así como de los pasos por los que un inocente niño acaba siendo incluso sin quererlo, víctima del «Estado secuestrador».

En último término, la publicación pretende concienciar de una de las últimas aspiraciones que tanto hoy como en otros periodos oscuros de la historia explica el fenómeno trans que analiza el libro: «La negación de Dios«.

Estas son las siete advertencias principales que la publicación dirige a las familias para prevenirlas en el cuidado de sus hijos:

1º Un alarmante e inexplicable incremento

Uno de los primeros aspectos en que incide la publicación es del repentino y rápido florecimiento en la legislación y medios que fomentan el cambio de género en menores, en línea con no pocos expertos médicos que lo califican como una «moda» como es Celso Arango, una de las mayores psiquiátricas en España.

El número de “clínicas” dedicadas con este fin «se ha disparado en todas partes«. Si en 2017 solo había una de estas clínicas, hoy son en torno a 50. También lo muestra el cirujano español Iván Mañero, que hasta 2017 fue responsable del cambio de sexo a 2.000 personas. O el incremento del 500% de solicitudes de atención a la Unidad de Identidad de Género en Madrid entre 2017 y 2019. Italia es solo uno más de los ejemplos: entre 2004 y 2019, tuvo un total de 300 solicitudes de cambio de sexo en niños de entre 13 y 17 años. En 2020, y solo en un centro clínico de Roma, hubo 50 solicitudes. En los tres primeros meses de 2021 el incremento fue del 150 por ciento. La cifra de incrementos, advierte Arango, «ni es normal ni responde a la realidad«.

2º No se trata de una «una chiquillada»: quién mueve los hilos

La publicación desgrana que semejante incremento no puede responder a una simple moda y muestra cómo «grandes empresas se han subido al carro de esta corriente mutiladora de niños» como es Disney, las «todopoderosas redes sociales«, medios de comunicación, las grandes tecnológicas, la industria del entretenimiento o grandes publicistas que, entre otros, configuran todo un «auténtico cuerpo de élite en la vanguardia de la lucha contra la razón y la realidad».

El_actor_de_Disney_J.Totah_int.

El actor de Disney J.Totah, actualmente se considera y se presenta como mujer: es solo uno de los muchos que la compañía ha prometido incluir en su agenda transgénero. 

3º Las redes sociales, causa de una disforia exprés e inexistente

Una de las advertencias más directamente dirigidas a los padres y familias es sobre cómo las redes sociales promocionan los contenidos de género orientados a influir en adolescentes. En su Informe de padres que muestran signos de la aparición de disforia de género de inicio rápido, la doctora Lisa Littman habla de una «disforia exprés» que se ha disparado entre jóvenes y menores sin ninguna sintomatología previa y que aparece ligada a la influencia de redes sociales. «La mayoría (86,7%) de los padres informó que junto al inicio repentino o rápido de disforia de género, su hijo tuvo un aumento en el uso de las redes sociales», reza el informe. La preocupación en el entorno clínico y académico de que «los adolescentes puedan creer que la transición es la única solución a sus situaciones» ya es una realidad.

Ejemplo de ello es TikTok, la plataforma más consumida por jóvenes y adolescentes y que cuenta con más de 26.000 millones de visualizaciones de vídeos de cambios de sexo.

Incluso los mismos sectores del lobby LGTB indican esta relación, como es el caso de LGB Alliance: «No es casual que el crecimiento de TikTok coincida exactamente con el crecimiento exponencial de los niños que presentan disforia de género».

4º Cuidado con la «neolengua» generadora de la cultura LGTB

Precisamente las redes sociales son uno de los mayores laboratorios donde probar una «neolengua puesta en circulación desde el poder y validada por los medios de comunicación» mediante el empleo de términos como «inclusivo, transversal, autodeterminación de género, igualitario, cirugía de afirmación de género, diversidad, transicionar o derecho a elegir». Una de las principales muestras al respecto es el Glosario de términos LGBT para equipos de atención a la salud -que puede consultarse aquí íntegramente-, que llega a emplear el eufemismo de «reconstrucción genital» para definir la «cirugía genital para ratificar el género» o en otras palabras, una mutilación que puede apreciarse gráficamente en este video.

5º Una confusión intencionada: ¿disforia o incongruencia de género?

La publicación expone que cuando un menor sano siente que tiene un sexo que no se corresponde con su sexo biológico -la disforia de género-, tiene un problema psicológico reconocido que requiere un tratamiento, pero no supone un problema físico ni requiere medicación, hormonas o cirugía. Puede existir por el contrario una alteración de su identidad sexual, una situación real definida como incongruencia de género. Sin embargo, las redes sociales, los grupos de presión transgénero y los médicos y psiquiatras a su servicio rechazan la diferencia entre ambas, o bien consideran que la disforia es consecuencia de la incongruencia, negando así la realidad científica.

De este modo, «anteponen el sentimiento (disforia de género) a la razón (incongruencia de género), porque manipular a la ciudadanía a través del relato es infinitamente más fácil que convencerla por medio del razonamiento lógico».

6º Una cifra de trans en España: ¿47.000… o 500? «No se sabe»

Por qué las leyes trans ponen en peligro a los niños ha indagado en las opacas y casi inexistentes cifras de personas transexuales en España y la realidad es que «no se sabe», lo que contrasta tanto con la supuesta «demanda» o «necesidad» de una legislación -actualmente en vías de aprobación- como del «boom de género» denunciado por especialistas.

Una primera pista la ofrece la Sociedad Española de Psiquiatría y Salud Mental: «Muchos de estos adolescentes en realidad sufren trastornos, a veces adaptativos, otros alimenticios, otros de personalidad«.

Con todo, la publicación ha elaborado una exhaustiva búsqueda de información en base a las cifras de Chrysalis, una Asociación de Familias de Menores Transexuales que afirma que una de cada mil personas es transexual.

De ser cierto, en España habría 47.326 personas trans (sobre un total de 47.326.687 habitantes). Sin embargo, la cifra contrasta seriamente con el trabajo más amplio y riguroso realizado hasta la fecha en base al análisis de más de 95 millones de personas de 12 países y que estableció que la prevalencia de la transexualidad se sitúa en 4,6 por cada 100.000 personas. Según estas cifras y su extrapolación a España, no habría 47.000 personas transexuales, sino tan solo 500. Mientras, el Ministerio de Igualdad, ha confirmado que no entra en sus previsiones llevar a cabo ningún estudio estadístico para determinar el número de personas trans que hay en España.

7º Transgenerismo, ¿peligro de muerte?

El título de la publicación, Por qué las leyes trans ponen en peligro a los niños, no es baladí. Javier Urra, Defensor del Menor y psicólogo forense, señala que “el riesgo de suicidio se multiplica por 8 en los jóvenes transgénero. No es el único: según la investigación científica Seguimiento a largo plazo de personas transexuales sometidas a cirugía de reasignación de sexo, «la mortalidad global de las personas reasignadas por sexo fue mayor durante el seguimiento que la de los controles del mismo sexo de nacimiento, especialmente la muerte por suicidio. Las personas reasignadas por sexo también tenían un mayor riesgo de intentos de suicidio y de atención psiquiátrica hospitalaria».

Incluso los propios grupos trans y LGTB reconocen la incidencia del suicido en los menores trans. Según la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) o el Observatorio Andaluz contra la Homofobia, los tratamientos para el cambio de sexo no resuelven los problemas que generan las “terapias” de reasignación.

Por qué las leyes trans ponen en peligro a los niños concluye con un llamado a la concienciación. Especialmente a los cristianos, a quienes alienta a no olvidar «un hecho esencial que explica todos los períodos oscuros de la historia de la humanidad»: «La negación de Dios».

«Cada vez que la sociedad ha dado la espalda al Creador, la ha dado también a la libertad, a los derechos humanos y a la convivencia. E inmediatamente han surgido los antivalores, los tiranos y sus ideas corruptas. Por ejemplo, la ideología de género. Por ejemplo, la corrupción de los niños en nombre de una supuesta `igualdad´, que en realidad genera tan solo desigualdad y dolor», concluye. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *