Abre las puertas una iglesia más que peculiar en el lugar de los atentados del 11-S en Nueva York

admindiciembre 9, 20226min280
logo_2020.png

Los atentados del 11-S de 2001 en Nueva York se consideran la acción terrorista más mortífera de la historia: destruyeron el World Trade Center y sus Torres Gemelas, causó 3.000 víctimas mortales y miles de heridos, e inició una nueva época de terrorismo yihadista. El derrumbe y sus explosiones destruyeron también un pequeño edificio religioso: la iglesia ortodoxa griega de San Nicolás en pleno centro de Nueva York.

Por fin, tras 21 años, en la fiesta litúrgica de San Nicolás el 6 de diciembre, se ha abierto al culto litúrgico regular un nuevo y peculiar templo ortodoxo en el lugar, y es obra del arquitecto valenciano Santiago Calatrava (Benimámet, 1951). Tardó en construirse por distintas complicaciones económicas. Hubo un proyecto en 2013 y una fase de parálisis en 2017 y 2018. Se dio un nuevo impulso final en 2019 al crearse una asociación de Amigos de San Nicolás. Ya el 4 de julio de 2022 se consagró.

Hay varios edificios en la zona que recuerdan a los fallecidos y el atentado: un museo, piscinas con los nombres de los fallecidos, el One World Trade Center… Esta iglesia conecta con ellos. Su diseño se inspira en los mosaicos de Santa Sofía en Constantinopla y en los cánones artísticos bizantinos. También se inspira en la Rotonda de Galerio, en Tesalónica.

 

San Nicolás, parroquia ortodoxa griega de Calatrava en el antiguo World Trade Center neoyorquino

El exterior es de mármol, del mismo origen que el del Partenón de Atenas. La cúpula está hecha de piedra y paneles laminados de vidrio que se iluminan desde atrás. Cuando se iluminan, estas áreas de la fachada crean un aura incandescente que hace que toda la iglesia parezca brillar desde su interior. En el exterior, cuatro torres revestidas de piedra protegen el edificio.

san_nicolas_ortodoxa_nuevayork_5

El arzobispo ortodoxo griego de Estados Unidos, Elpidoforos, declaró que “este Santuario será un lugar para todos los que vengan al Terreno Sagrado en el World Trade Center, un lugar para que imaginen y visualicen un mundo donde la misericordia es inevitable, la reconciliación es deseable y el perdón es posible”. Las fotos son de Alan Karchmer y las ha difundido el despacho de Calatrava.

Desde arriba, San Nicolás, parroquia ortodoxa griega de Calatrava en el antiguo World Trade Center neoyorquino

Una cúpula de absoluta inspiración bizantina y homenaje a Santa Sofía

Una diócesis de Constantinopla en Estados Unidos

San Nicolás pertenece a la Arquidiócesis Greco-ortodoxa de América, un arzobispado ortodoxo (eparquía) que cubre todo el territorio de Estados Unidos y depende del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, bajo la autoridad del Patriarca Ecuménico Bartolomé. Cuenta con unas 525 parroquias por todo el país, unos 800 sacerdotes, 20 monasterios y más de 450.000 fieles, que en su mayoría son étnicamente griegos y viven en Nueva York, Rhode Island, New Hamshire y Massachusetts.

San Nicolás, iluminada de noche, parroquia ortodoxa griega en Nueva York, donde el 11-S

Su eparca o arzobispo es Elpidoforos de América, un griego nacido y criado en Estambul, que fue al instituto y a la universidad en Atenas e hizo un postgraduado de Filosofía en Alemania. Fue entronizado para esta eparquía en 2019.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *