¿Por qué se llama así la Virgen de Guadalupe?

admindiciembre 12, 202212min300
logo_2020.png

 

            La preciosa palabra “Guadalupe” es, en origen, el nombre de un río, cosa que indica la propia palabra, pues como es bien sabido “guad” significa “río” en árabe, y todas las palabras que en español empiezan por “guad”, pueden ser también otra cosa, pero en principio, son siempre el nombre de un río.

             En cuanto al nombre del río, es fácil sucumbir a la tentación de explicar que significa “río del lobo”, de “guad” igual a río en árabe, y “lupe” igual a lobo en latín. Más bien parece sin embargo que significa “río escondido”, completamente árabe y no mixtura del árabe y el latín, de “guad al luben”, que significaría eso, “río escondido”

             El río acabará dando nombre a una población y a una virgen, ¿pero en qué orden? Pues bien, nos hallamos aquí en un caso clásico de virgen que da nombre a una ciudad, y no de ciudad que da nombre a una virgen.

             Quiere la preciosa tradición –la tradición es una manera de hacer historia- que la preciosa talla de la virgen de Guadalupe se habría realizado en tiempos tan remotos como el s. I, en un taller sito en Palestina abierto nada menos que por el gran evangelista Lucas, el artista por antonomasia entre los protopatriarcas del cristianismo, al que atribuye la tradición no sólo haber pintado el rostro del mismísimo Jesucristo, sino también otras virginales tallas como, notablemente, la de la madrileña Virgen de Atocha.

             Sigue la leyenda señalando que “muerto San Lucas, la imagen fue enterrada junto a él y trasladada junto a sus restos desde Acaya (Asía Menor) hasta Constantinopla en el siglo IV. Desde allí el cardenal Gregorio la llevó a Roma (582), siendo elegido papa en el año 590 con el nombre de Gregorio Magno. Se convierte este papa en el principal devoto de la imagen y el primer artífice de la expansión de la misma en Roma. La imagen se trasladó desde Roma a Sevilla, pues el papa se la regaló al arzobispo de la ciudad hispalense, San Leandro, en cuya iglesia principal comenzó a venerarse hasta el comienzo de la invasión árabe (711)” 1.Un San Leandro que es el hermano de San Isidoro y que es quien consigue la conversión del arriano rey Recaredo, primer rey católico de la monarquía visigótica.

             Al producirse la invasión musulmana de la península en el año 711, los sevillanos, para impedir su profanación por los sarracenos, la habrían escondido junto al río Guadalupe, en un lugar de la serranía de las Villuercas.

             Así queda la cosa hasta que cinco siglos más tarde, ya en pleno s. XIII, la Virgen se aparece a un vaquero por nombre Gil Cordero, asegurándole que existe una talla de su persona junto al río Guadalupe. Al poco, el pastor pierde una vaca y cuando se la encuentra muerta junto al río Guadalupe, decide desollarla para aprovechar el cuero.

             Como era costumbre, antes de hacerlo bendice al animal, haciéndole una señal de la cruz en el vientre, momento en el que la vaca vuelve a la vida. Se le ocurre entonces al pastor que esa debe ser la señal de la Virgen para buscar la imagen de la que le había hablado, excava y efectivamente, la encuentra, levantándose al poco una ermita en el lugar. Ermita que dará lugar a una preciosa ciudad, que recibe por nombre Guadalupe.

             Hasta aquí la historia de la Virgen de Guadalupe española. Ahora bien, ¿y la mejicana? ¿Por qué se llama de Guadalupe la maravillosa y milagrosa virgen que con tanta devoción veneran los mejicanos?

             El 9 de diciembre de 1531, en el Cerro del Tepeyac, cerca de la actual Ciudad de Méjico, sólo diez años después de la conquista de Méjico por Hernán Cortés para la corona española, la Virgen se aparece al indígena Juan Diego Cuauhtlatoatzin. Juan Diego tiene 57 años, por lo que no ha nacido cristiano, sino que está recién bautizado y es producto de la evangelización de los misioneros españoles en la región. Es la primera de las hasta cuatro apariciones que Juan Diego recibirá de la Virgen, la cual le ordena cortar unas rosas que acaban de florecer en lo alto del cerro en pleno invierno, y llevarlas al obispo Juan Zumárraga, junto con la petición de que en ese lugar se le edifique un templo.

             Cuando Juan Diego muestra al obispo las flores, se aparece milagrosamente la imagen de la Virgen en el ayate, -tela confeccionada con fibra de maguey- en la que las portaba. El obispo entonces ordena la construcción de la ermita pedida por la Virgen, en la que Juan Diego vivirá el resto de sus días. Hoy, la basílica de Nuestra Señora de Guadalupe recibe la visita de unos 20 millones de fieles al año.

             En cuanto a la advocación por la que es conocida la Virgen, Nuestra Señora de Guadalupe, aunque controvertida, parece que procedería de una transcripción por semejanza al árabe españolizado “guadalupe” del término náhuatl “quatlasupe”, con la que se presenta la Virgen a Juan Diego, significando “la que aplasta a la serpiente”, de “coala”, serpiente, y “supe” aplastar. Una imagen que transporta inmediatamente al pasaje del Génesis que reza así:

             “Enemistad pondré entre ti [la serpiente que representa al Diablo] y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te aplastará la cabeza (Gn. 3, 15)

             Una mujer que la exégesis cristiana del Libro del Apocalipsis ha identificado como la Virgen María.

             Y esta es la manera en que un río bautizado por los árabes como “río escondido”, acaba dando nombre a la imagen de una Virgen en España, ésta a una ciudad española, y luego a una segunda talla de otra virgen a miles de kilómetros de distancia en Méjico por similitud fonética de lo que en árabe significa “río escondido” con lo que en náhuatl significa “la que aplasta a la serpiente”. Impresionante, ¿no les parece?

             Que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos

 

 

            ©Luis Antequera

            Si desea ponerse en contacto con el autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es.

  

1 https://monasterioguadalupe.com/monasterio/leyenda/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *