No, evangelizar América no fue una «excusa» para su conquista: historiadores avisan a misioneros

admindiciembre 14, 202212min480
logo_2020.png

La Universidad Eclesiástica San Dámaso, en Madrid, tiene una cátedra de Misionología que dirige José María Calderón, el director de Obras Misionales Pontificias de España. Este curso, dijo, OMP quiere poner el acento en la historia de la evangelización, y mostrar con justicia lo que los misioneros aportaron a las culturas. “Queremos mostrar la verdad, para que no se sigan difundiendo ciertas doctrinas”, explicó.

Especialmente los misioneros y los que se preparan para serlo deben conocer la historia de las misiones para evitar ser manipulados ideológicamente, por ejemplo, por los movimientos woke.

En este contexto se enmarca el encuentro del pasado miércoles en el que participaron tres expertos enmarcando los hechos históricos y la deformación a la que son sometidos hoy por activistas woke.

“¿Fue conquista o evangelización?”, se preguntaba el profesor Andrés Martínez, profesor de Historia de la Iglesia de la Universidad Eclesiástica San Dámaso. Unos historiadores dicen que el rey Fernando se movía por motivos económicos; otros dicen que fue para evangelizar. Pero lo que se sabe con seguridad es que «en la mente de Isabel la Católica había un proyecto evangelizador”, como queda claro en el testamento de la Reina, que habla de cuidar y proteger a los indios, como súbditos, cuando ninguna otra potencia europea ni monarca europeo dedicó ni una palabra ni texto a los derechos de los indígenas, ni en esa época, ni durante varios siglos.

Testamento de Isabel la Católica

Testamento de Isabel la Católica: hoja de ruta de la Hispanidad. La Reina pide evangelizar en el Nuevo Mundo «con diligencia», según exige el Papa, no basta un ligero barniz para cumplir. Pide dos veces a sus herederos «que pongan en ello mucha diligencia», que no consientan que los indios sufran agravios en sus personas y bienes, que sean bien y justamente tratados, que si los indios han recibido algún agravio, que los Reyes «lo remedien y provean». A partir de esas directrices de Isabel en 1504, España generará todo un cuerpo de leyes buscando proteger a los indios y extender la fe. Las Leyes de Burgos de 1512 fueron las primeras; después, Carlos V, tras largas controversias y debates, promulgó las Leyes Nuevas, en 1542, que ponían a los indígenas bajo la protección de la Corona. Las controversias jurídicas siguieron, generando más normas, que llevarían en 1680 a una recopilación de Leyes de las Indias, que asombran a los historiadores del Derecho.

La Corona gastó mucho en evangelizar

María Saavedra, profesora de Historia de la Universidad San Pablo CEU refuta a quienes dicen que la evangelización fue solo «una excusa» para la conquista. La realidad es que «para ser una excusa, se invirtieron muchos esfuerzos».

Saavedra, que se declaró “aburrida” de la Leyenda negra, destaca las muchas «cosas positivas de la historia que son conocidas, que hacen que la leyenda negra se diluya”.

Calcula que durante los 3 siglos de presencia española en el continente americano llegaron allí 20.000 misioneros españoles, sacerdotes y religiosos, sospechando la mayoría que probablemente nunca volverían a su país. “Lo dieron todo para llegar a todas partes”. Según expuso Saavedra, con ellos nació la Ciencia Etnográfica, ya que, lejos de querer acabar con las culturas, las conocieron bien y las documentaron. Así sucedió también con las lenguas indígenas: muchas aún se conservan gracias a ellos. Y por supuesto, hicieron grandes obras de misericordia: se calcula que crearon 1.000 hospitales, 30 universidades, incontables escuelas, cofradías…»

No hubo etnocidio, sino transculturación

Como historiadora, admite que “está claro que hubo una conquista, y una conquista armada. Tampoco hay que caer en la leyenda dorada”. Pero niega que hubiera «un etnocidio, porque no se acabó con las realidades culturales”. Lo que hubo fue un proceso de transculturación, en el que los católicos aceptaban y valoraban las cosas buenas de las culturas, y rechazaban aquellas incompatibles con el Evangelio, como los sacrificios humanos, la poligamia, el repudio de la esposa, el canibalismo, la brujería, los derechos de los jefes a matar a sus inferiores, los de los padres a matar a sus hijos o esposas…

Maria Saavedra detalla que todo eso empezó ya desde el primer momento: “los Reyes Católicos ponen en marcha por primera vez en la historia una política indigenista”, considerando a los indios súbditos, aunque también considerándolos a muchos efectos legales como «menores de edad» que no podían ser sometidos a los mismos rigores legales que los castellanos. La Corona dedicó mucho dinero a evangelizar, y los clérigos se volcaron en proteger a los indios de los abusos.

La vieja leyenda negra, y además el revisionismo woke

La historiadora del arte Pilar Gordillo, delegada de fe y cultura de la archidiócesis de Toledo, explicó la lamentable aportación actual de la ideología woke, que quiere culpar de los males del mundo a Occidente, especialmente a la civilización cristiana europea.

“El revisionismo woke mete en el mismo saco lo hecho en el norte y en el sur de América”, denunció.

colon_indios

Colón muestra indios a los Reyes Católicos en la teleserie «Isabel», de RTVE; historiadores como Carol Delaney detallan que no eran esclavos, sino viajeros voluntarios y enviados por su pueblo.

Citó los documentos de los primeros años de los españoles en el Caribe: Colón y otros soldados de sus expediciones mostraban asombro y admiración por lo que iban encontrando. El primer contacto fue pacífico y respetuoso. Pero en las islas del Caribe había tribus que atacaban a otras tribus para practicar con ellas el canibalismo y los sacrificios humanos. Los españoles tomaron partido por indios amigos en guerras que ya existían allí.

“No es todo blanco o negro”, afirmó Pilar Gordillo. Destaca que cuando españoles importantes cometían grandes crímenes, solían ser denunciados y juzgados, y muchas veces condenados por la justicia del Rey. En general, se respetaba la dignidad de los indios como seres humanos y súbditos libres, y eso propició matrimonios mixtos.

Muchos pueblos sintieron que los españoles les libraba de crueles vecinos y tiranos que los oprimían y esclavizaban. “Hay que estar orgullosos de esta labor de España”, concluyó.

El profesor Andrés apostilló esta idea defendiendo que, según los documentos de la época, la defensa de la dignidad de la persona estaba garantizada –de hecho de la Escuela de Salamanca nació el derecho de gentes-, y también estaba garantizada la intención de la reina de evangelizar.

“Lo que no estaba garantizado es la aplicación de la ley, dependía de quien estuviera allí”, puntualiza.

La Cátedra de Misionología en San Dámaso fue erigida por la Facultad de Teología en colaboración con la Dirección Nacional de las Obras Misionales Pontificias, de acuerdo con la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias de la Conferencia Episcopal Española. Esta Cátedra impulsa la formación de los misioneros y el estudio de aquellas cuestiones que afectan a la actividad misionera de la Iglesia. 

La mesa redonda sobre primera evangelización, completa y muy interesante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *