El Papa, en el Ángelus, propone a San José como modelo de valentía; pide orar por la paz en Perú

admindiciembre 18, 20228min290
logo_2020.png

En el Ángelus de este domingo 18 de diciembre, último domingo de Adviento, el Papa Francisco animó a poner nuestras dificultades en manos de Dios, que puede transformar las situaciones difíciles.

«Él es experto en transformar las crisis en sueños: sí, Dios abre las crisis a perspectivas nuevas, quizá no como nosotros nos esperamos, sino como Él sabe», dijo el Papa.

Francisco propuso el modelo de San José como ejemplo de valentía y confianza en el Señor. Ante los fieles presentes en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el Papa Francisco recordó la situación de San José al enterarse del embarazo de María y destacó que escogió “la vía de la misericordia”.

“Y he aquí que, en el centro de la crisis, precisamente mientras piensa y evalúa todo esto, Dios enciende en su corazón una luz nueva: en sueños, le anuncia que la maternidad de María no procede de una traición, sino que es obra del Espíritu Santo, y el niño que nacerá es el Salvador”, subrayó el Papa.

Ante esta situación, explicó el Papa, San José “deberá fiarse de Dios por encima de todo, acoger a María y a su hijo de modo completamente distinto de como se lo esperaba, distinto de lo que se había hecho siempre”.

“Y a Dios, que estropea sus planes y le pide que se fíe de Él, José responde sí. Su valentía es heroica y se realiza en el silencio: José se fía, acoge, se hace disponible, no pide más garantías”, destacó el Papa.

El Papa Francisco animó a los fieles a preguntarse qué nos dice José hoy a nosotros y señaló que “nosotros tenemos nuestros sueños y quizá en Navidad pensamos más en ellos, los discutimos juntos”.

“Quizá añoramos algunos sueños rotos, y vemos que las mejores esperanzas a menudo deben enfrentarse a situaciones inesperadas, desconcertantes”, dijo a continuación. “Cuando esto sucede, José nos indica el camino: no hay que ceder a los sentimientos negativos, como la rabia y la cerrazón, ¡este es un camino equivocado!”, aseguró.

El Papa dijo que, por el contrario, “debemos acoger las sorpresas de la vida, incluidas las crisis, teniendo en cuenta que cuando se está en crisis no hay que decidir apresuradamente, según el instinto, sino que, como José, es preciso ‘considerar todas las cosas’ y apoyarse en el criterio principal: la misericordia de Dios”.

“Cuando se habita la crisis sin ceder a la cerrazón, -continuó el Santo Padre-, a la rabia y al miedo, teniendo la puerta abierta a Dios, Él puede intervenir”.

“Él es experto en transformar las crisis en sueños: sí, Dios abre las crisis a perspectivas nuevas, quizá no como nosotros nos esperamos, sino como Él sabe. Son los horizontes de Dios: sorprendentes, pero infinitamente más amplios y hermosos que los nuestros”, concluyó el Papa.

Oración para que acabe la violencia en Perú

Tras el rezo del Ángelus de este último domingo de Adviento, el Papa Francisco pidió rezar para que se detengan los actos de violencia en las calles de Perú.

“Rezamos también por la paz en Perú, para que cese la violencia en el país y se emprenda la vía del diálogo para superar la crisis política y social que aflige a la población”, dijo el Santo Padre.

Además, pidió por la situación en el corredor de Lachin, un paso de montaña entre Armenia y Azerbaiyán, en el Cáucaso meridional, siempre a las puertas de la guerra. “En particular, me preocupan las precarias condiciones humanitarias de las poblaciones, que corren el riesgo de deteriorarse aún más durante la estación invernal”, dijo el Papa. Por ello, pidió “a todos los implicados que se comprometan a encontrar soluciones pacíficas por el bien del pueblo”.

Por último, rogó “a la Virgen María, a quien la liturgia nos invita a contemplar en este cuarto domingo de Adviento, que toque el corazón de quienes pueden detener la guerra en Ucrania”.

“No olvidemos el sufrimiento de ese pueblo, especialmente los niños, los ancianos, los enfermos. Recemos, recemos”, concluyó el Santo Padre.

Lo que sucede en Perú

Las violentas protestas de grupos de izquierda radical en Perú han causado ya varios muertos. Empezaron tras la detención policial del expresidente Pedro Castillo, que el 7 de diciembre intentó dar un golpe o “autogolpe” de estado. Castillo está ahora detenido y la fiscalía pide 18 meses de prisión preventiva para él.

Con carreteras bloqueadas por activistas agresivos en varios lugares, y en vísperas de Navidad, hay pérdidas millonarias para una economía ya debilitada. Líderes de izquierda radical y comunistas piden la liberación de Castillo y la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, que es del partido de izquierda Perú Libre y que juró el cargo tras la detención de Castillo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *