Televisiones y medios para seguir el funeral de Benedicto XVI, único en la historia, ritual especial

adminenero 4, 202316min150
logo_2020.png

Este miércoles 4 de enero es el último que se expone el cadáver de Benedicto XVI ante los fieles que pasan por la basílica de San Pedro. El funeral empezará el jueves 5 a las 9.30 de la mañana, ante la basílica, en la Plaza de San Pedro, presidido por el Papa Francisco.

El miércoles por la tarde se cerrará el ataúd con un rito particular. El día del funeral, saldrá de la basílica sobre las 8.50 para permitir a los fieles rezar el rosario. Luego comenzará la liturgia y, al final, el cuerpo se lleva hasta la cripta para la sepultura. El final de todo el rito se estima que llegue sobre las 11.15 de la mañana.

Cómo seguir el funeral desde Hispanoamérica

Mientras transcurre el funeral, en los países hispanoamericanos serán entre las 2 y las 5 de la madrugada.

Con todo, la cadena católica internacional EWTN retransmitirá en español e inglés la Misa de Exequias en vivo a partir de las 9.30 horas de Roma y Madrid (2.30 AM en Ciudad de México, 3.30 AM en Lima, Bogotá y Miami, 5.30 en Buenos Aires). Habrá además una re-emisión nueve horas después (en inglés, a las 6 de la tarde, hora española) y doce horas después en español (a las nueve de la noche, hora española, media tarde en Hispanoamérica). Más datos en EWTN Horarios

EWTN puede sintonizarse por televisión, y el funeral puede seguirse en la página web, en su página de Facebook, en EWTN Radio Católica Mundial y en la App para Android y Apple (de descarga gratuita).

También es posible seguirlo por Internet desde el canal Youtube de VaticanMedia y el canal de Facebook de VaticanNews.

Además, desde Italia, hay retransmisiones televisivas en directo en italiano desde la 9 de la mañana (hora italiana) en RAI1 y TV2000.

Para seguirlo desde España y medios españoles

Los españoles pueden seguir las exequias por radio desde Cadena Cope.

En televisión, una opción es RTVE, que contará con todo un especial informativo en la Primera cadena, desde las 9 a las 11.30 de la mañana.

TRECE, la cadena televisiva del grupo Ábside, participada por los obispos españoles, emitirá un especial con la retransmisión del funeral desde las 9h hasta las 13h. La transmisión de la misa de exequias en sí empieza a las 9.25h. TRECE ha difundido que su especial televisivo del sábado 31, el día que murió Benedicto XVI contó con la conexión de 1,7 millones de espectadores.

Picado del velatorio de Benedicto XVI en la Basílica de San Pedro

Personalidades que asistirán

La personalidad más insólita que asiste a este funeral de un Papa es ¡el Papa Francisco! Es insólito, nunca visto antes, que un Papa reinante acuda al funeral de su predecesor.

Si Francisco tiene problemas de movilidad, presidirá la liturgia pero le ayudarán a concelebrar el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, y el decano del Colegio Cardenalicio, el cardenal Giovanni Battista Re.

Como Benedicto XVI ya no era jefe de Estado, el funeral no tiene ese carácter y los países que envían representantes lo hacen sin palcos especiales de autoridades, con dos excepciones, que el propio Benedicto dispuso: las delegaciones oficiales de Italia y de Alemania (además de los embajadores ante la Santa Sede de cada país). Aún se desconoce quién representará a muchos países y también a muchas iglesias.

Por parte de España, acudirá la reina emérita, Sofía, de 84 años, en representación de la Corona, y el ministro español de la Presidencia, Félix Bolaños. Polonia, Portugal y Hungría envían representantes del máximo nivel, sus presidentes, que son, respectivamente, Andrzej Duda, Marcelo Rebelo de Sousa y Katalin Novák.

Bélgica, que es una monarquía católica, estará también representada al máximo nivel por el rey Felipe de Bélgica y la Reina Matilde.

Según la revista Der Spiegel, la delegación alemana será amplia: estará encabezada por el presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, el canciller Olaf Scholz, el Presidente del Parlamento Bärbel Bas (socialista), el presidente del Consejo Federal Peter Tschentscher (socialista) y en el mismo avión -pero probablemente sentado en otro espacio de la plaza– irá el líder de la oposición, Friedrich Merz (de la CDU).

En contraste, al Gobierno francés, el país más laicista de Europa, le representará Gérald Darmanin, ministro de Interior «y de cultos».

Clérigos notorios

Como no hay sede vacante, no hay una convocatoria obligatoria para los cardenales, pero todos los cardenales han sido invitados y vendrán a Roma los que quieran y puedan. Sí tienen obligación todos los obispos de celebrar a lo largo de esta semana, cada uno donde decida, alguna misa por el eterno descanso de Benedicto.

Agencia France Press ha sabido que el anciano cardenal Joseph Zen, obispo emérito de Hong Kong, ha conseguido permiso para salir 5 días de China e ir al funeral. Las autoridades le habían confiscado el pasaporte tras un juicio acusado de colaborar con un fondo económico que ayudaba a activistas pro-democracia. A lo mejor esperan que el anciano pero combativo obispo no vuelva a China. 

En cambio, desde Siberia, el obispo de Saratov, Clemens Pickel, de etnia alemana, ha confirmado, con tristeza, que ningún obispo de Rusia podrá acudir. No explica las causas pero la situación de guerra no lo favorece.

La Conferencia Episcopal española confirmó que en el funeral del jueves los obispos españoles estarán oficialmente representados el presidente, cardenal Juan José Omella; el vicepresidente, cardenal Carlos Osoro, y el secretario general, Francisco César García Magán, obispo auxiliar de Toledo. Además, hay otros obispos españoles que han podido organizarse para acudir rápidamente, como es el caso del obispo de Alicante, José Ignacio Munilla, y el obispo Demetrio Fernández, de Córdoba.

Llegarán muchos clérigos de la archidiócesis de Múnich, donde Ratzinger fue cardenal arzobispo.

Se ha confirmado que el Patriarcado ecuménico de Constantinopla, greco-ortodoxo, enviará una delegación encabezada por el número dos de su organigrama, Emmanuel, metropolita de Calcedonia. 

Pero en general aún se desconoce mucho sobre los prelados y delegaciones ecuménicas que puedan acudir a las exequias.

Últimos ritos

Al final de la celebración eucarística tendrá lugar la oración de la Ultima Commendatio y la Valedictio. El ataúd del Sumo Pontífice Emérito será llevado a la Basílica de San Pedro y luego a las Grutas del Vaticano para su entierro. Se ha confirmado que se depositará en la misma tumba sencilla en tierra donde estuvieron los restos de Juan Pablo II (hasta 2011) y antes Juan XXIII (hasta 2001), fechas en que fueron llevados a la parte superior de la basílica para la veneración de los fieles.

El portavoz vaticano Matteo Bruni detalló a la prensa que la liturgia funeral de Benedicto es especial, basada en la de un Pontífice fallecido, pero con partes «que no se harán porque son propias de un pontífice reinante, como la súplica final, que son muy específicas sobre el papa activo. Pero también algunas otras nuevas para dar al rito su componente de originalidad”, señaló.

Bruni explicó también que Benedicto XVI será enterrado con las medallas y monedas acuñadas durante el pontificado, los palios usados cuando era obispo y un texto que describe el pontificado del papa.

Se sabe también que el ataúd a la vista será una triple caja: ciprés (durante el funeral) y zinc y roble (en la sepultura). En el féretro de ciprés se colocarán los sellos del Capítulo de San Pedro, la Casa Pontificia y el Oficio de las Celebraciones Litúrgicas. «Luego se coloca el féretro de ciprés en un féretro de zinc que se suelda y sella, y que a su vez se coloca en una caja de madera que luego se entierra”.

Los medios de comunicación podrán cubrir la ceremonia en directo desde el momento en que el féretro sale de la basílica de San Pedro, hasta que el féretro ya no está en la plaza de San Pedro. “El exterior es visible, todo lo que sucede en la Gruta ya no es visible. El funeral se considera un evento privado, siempre lo ha sido y lo sigue siendo. Durante el entierro no habrá presencia de periodistas, porque «el espacio y las condiciones no lo permiten». Una vez finalizado el ritual, las imágenes se harán públicas.

Las imágenes del cierre del ataúd de un Papa nunca se han dado en el pasado, tal vez esta vez se den algunas. En cuanto a la inscripción en la lápida, aún no hay información, señaló Matteo Bruni.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *