Los anglicanos del Reino Unido ordenan sacerdote a un trans que se declara no binario, Bingo Allison

adminenero 8, 20239min120
logo_2020.png

La Iglesia Anglicana sigue dando pasos adelante en su deriva liberal. En estos días la prensa británica se está haciendo eco del caso de Bingo Allison, de 36 años, de origen británico y que se declara como persona trans «no binaria«, transexual pero que no desea identificarse ni como hombre ni como mujer.

Lo sorprendente del caso es que, como publica The Mirror, es el primer sacerdote no binario ordenado en la Iglesia de Inglaterra, en el año 2020. Bingo, casado y con tres hijos, empezó este recorrido hace quince años. En su militancia  queer  exige que no se refieran a su persona con los pronombres «él» ni «ella»: exige que se se use «ellos«.

«Mis puntos de vista solían ser muy tradicionales y conservadores. Algunos podrían llamarlos intolerantes y había mucha ignorancia (…). No me tomé el tiempo para aprender de las experiencias de otras personas. Estaba con mucha negación y parte de esa negación se manifestó en la negación de las identidades de otros«, detalló Allison a un diario local. 

Instruye en escuelas

Pero lo que Allison llama «su Epifanía» ocurrió mientras redactaba un ensayo sobre la manera en la que Dios creó la Tierra. Al sacerdote anglicano le llamó la atención un pasaje de Génesis: «Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó«.

«Al hacer una interpretación sobre este pasaje bíblico, Bingo Allison descubrió que se hablaba sobre «masculinidad y feminidad, y no de hombres y mujeres», se dice en el reportaje.

Bingo Allison.

Ya era vicario (párroco) cuando conoció la doctrina «queer«.

«Estaba sentado en medio de la noche cuando me di cuenta de que podría necesitar cambiar mi vida. Fue una experiencia espiritual más profunda, sentí correctamente que Dios me estaba guiando hacia esta nueva verdad sobre mí mismo. Una de las cosas que se ha mantenido en mi ministerio desde entonces es que la transición y la salida del armario pueden y deben ser una experiencia espiritual, así como emocional, social y, a veces, física», llegó a asegurar. 

Como explica el diario, desde que es el primer sacerdote «no binario», «Bingo ha desarrollado asambleas en escuelas para que los niños conozcan sobre temas de género».

«La historia de la interpretación bíblica está plagada de opiniones de hombres ricos, blancos, heterosexuales, cisgénero, sin discapacidades, neurotípicos, asumiendo que todos los que los leían pensaban como ellos. Los prejuicios que esto crea excluyen de comprometerse plenamente con la Biblia a cualquiera que no encaje», recita.

Deriva que hace aguas

Las iglesias anglicanas, cada vez más carentes de doctrina unificada y autoridad firme, van adoptando los ‘dogmas’ de la revolución sexual y de la ideología de género sin que eso atraiga fieles, sino que más bien parece alejarlos más.

Se da la circunstancia de que en Londres un sondeo reciente ya encontró más católicos que anglicanos. Además, de los londinenses que se declaran anglicanos un 36% nunca reza y un 45% nunca va a la iglesia. De los católicos, sólo un 11% dijo que nunca reza y sólo un 15% que nunca va a misa.

Un ejemplo de iglesia anglicana muy liberal y progresista, y cada vez más vacía es  la Iglesia Anglicana de Canadá . En 1961, el 7% de la población canadiense eran miembros de esta Iglesia: tenía 1.360.000 miembros. En 1976 empezaron a ordenar mujeres sacerdotisas y en 1994 empezaron a ordenar obispesas.

En 2001, pese a la llegada de muchos inmigrantes de países anglohablantes africanos o asiáticos, sólo 640.000 canadienses se declaraban miembros de esta Iglesia: eran un 2%. En 2017, la Anglican Church of Canada tenía 360.000 miembros, apenas un 1% la población. Perdió 1 millón de fieles, casi un 75%, en dos generaciones. 

Anglicanos que se hacen católicos en los ordinariatos que creó Benedicto XVI

El 15 de enero de 2011 sucedía algo nunca antes visto en la Iglesia: tres antiguos obispos anglicanos eran ordenados sacerdotes católicos, juntos en una sola ceremonia en Inglaterra. Les acompañaban sus familias, esposas e hijos ya crecidos.

No sólo tenían una dispensa especial para ser ordenados sacerdotes pese a estar casados, sino que el fallecido recientemente Benedicto XVI les encargaba poner en marcha el ordinariato personal de Nuestra Señora de Walsingham, para acoger a clérigos y comunidades de origen anglicano que quisieran entrar en plena unidad con la Iglesia Católica manteniendo aspectos de su patrimonio litúrgico y tradiciones anglicanas.

Hoy el ordinariato cuenta en Inglaterra con un centenar de sacerdotes, ex-anglicanos, de los cuales 70 tienen menos de 75 años. Treinta de ellos trabajan a tiempo completo en las parroquias del Ordinariato. Y administran unas veinticinco parroquias de la Iglesia Católica en Gran Bretaña. Algunos son capellanes en colegios, hospitales, etc. Es uno de los grandes legados de Benedicto XVI.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *