El Papa pide imitar a Margit Slachta: primera diputada en su país, valiente ante nazis y comunistas

adminenero 20, 20237min150
logo_2020.png

El Papa recibió este viernes 20 de enero a un grupo de hermanas del Servicio Social, fundadas en Budapest por Margarita Slachta, con ocasión del primer centenario de la sociedad. En su discurso, que fue entregado y no pronunciado, Francisco propuso «enfrentar los desafíos sociales con la única arma de la caridad«.

«Nos convoca hoy aquí la celebración del primer centenario de su fundación. Es ciertamente un evento muy especial para ustedes y, por ello, han querido celebrarlo junto a la tumba del apóstol Pedro», comienza diciendo en el discurso. «Los regalos que recibimos de las personas, aquello que podemos confeccionar con nuestras propias fuerzas, envejece y se estropea. Sin embargo, los dones del Espíritu tienen una vida siempre nueva, y en cada circunstancia de tiempo y lugar se regeneran y se reinventan, siendo a la vez fieles a su raíz», añade.

Con la misma intensidad

En este punto, al Papa le llama la atención la heroicidad de la madre fundadora. «Me ha sorprendido que incluso ya consagrada, vuestra fundadora mantuviese un compromiso político tan activo. Es impresionante la afirmación, durante el holocausto, de que los preceptos de la fe obligaban a las hermanas a proteger a los judíos, incluso a riesgo de sus propias vidas», resalta.

«Aquellas circunstancias de principios del siglo pasado, con los cambios sociales que dieron paso a las guerras mundiales, fueron momentos cruciales, en los que Dios alentó el nacimiento de vuestra Sociedad. No lo son menos los tiempos actuales, y hoy, como entonces, el llamado a ser testigos sigue vigente«, recuerda.

136582_margit_slachta_640

Y propone la figura de Slachta como ejemplo de vida. «Qué bueno sería si resonaran en sus corazones las palabras de Margarita con la misma intensidad que seguramente tuvieron en aquellas primeras hermanas. Son para ustedes un estímulo, que les enseña a enfrentar los desafíos sociales como ellas lo hicieron contra el nazismo, con la única arma de la caridad», concluye.

En diciembre de 2021 era enterrada en Budapest, entre honores y con un servicio religioso presidido por el cardenal Peter Erdö, la primera mujer con el cargo de parlamentaria en Hungría, Margit Slachta, nacida en 1884 y fallecida en el exilio en EEUU en 1974, donde descansaban sus restos.

Parlamentaria y religiosa

Margit Slachta fue una activista de los derechos humanos, mujer pionera de la política, defensora de judíos perseguidos, defensora de los derechos de la Iglesia y la libertad religiosa frente a los comunistas. Y religiosa, porque desde los 24 años pertenecía a una comunidad religiosa católica, y a los 39 fundó otra.

La húngara fue elegida parlamentaria en 1920, tenía entonces 36 años y cumplía 12 como religiosa de la Sociedad de la Misión Social, una congregación de vida activa fundada por Edith Farkas. Allí aprendió la acción social religiosa.

Puedes leer la apasionante vida de Margit Slachta en este artículo publicado en ReL.

Tres años después de ser elegida diputada, fundó una nueva congregación, las Hermanas del Servicio Social, que en esa misma década de los años 20 se extendieron ya por Hungría, Rumanía, Eslovaquia, Canadá y Estados Unidos. Hoy siguen activas y tienen presencia también en Cuba, México, Filipinas y Taiwán.

Vídeo de Margit Slachta al salir elegida diputada saluda; imágenes de 1920 restauradas recientemente.

Las Hermanas del Servicio Social desde su inicio trabajaban cuidando huérfanos, apoyando como parteras y enfermeras y creando escuelas de formación profesional. Bebían de la espiritualidad benedictina, colaboraban en apostolados sociales con benedictinos y sentían una especial devoción por el Espíritu Santo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *