Francisco, sobre el Camino Sinodal alemán: «No es serio, es ideológico y cerrado al Espíritu Santo»

adminenero 25, 202311min190
logo_2020.png

«No es serio», «es ideológico», no está abierto «al Espíritu Santo» y está liderado por una «élite» al margen de «todo el pueblo de Dios». Son las duras críticas que ha vertido el Papa Francisco a los ideólogos e integrantes del llamado Camino Sinodal alemán en su última entrevista concedida a Associated Press este martes.

La entrevista, que abordó el estado de salud del Papa Francisco, la unidad dentro de la Iglesia, la posibilidad de su renuncia al papado o su opinión en torno a la guerra y el uso de armas, tuvo como uno de sus principales focos el «Camino Sinodal» alemán.

Este movimiento liderado por los obispos alemanes ha sido criticado en multitud de ocasiones por autoridades de la Iglesia universal y el mismo Papa Francisco. Pretende redefinir el concepto de fertilidad -«la apertura para la transmisión de la vida no es decisiva para cada acto [sexual] individual», según reza uno de los documentos de trabajo-, admitir la «planificación familiar con medios artificiales», eliminar el celibato sacerdotal, permitir el sacerdocio femenino o bendecir las conductas homosexuales, entre otros aspectos.

El Camino Sinodal, «ni útil, ni serio»

Por ello, Francisco advirtió del riesgo «ideológico» de estas propuestas, lideradas por una «élite» cerrada a «todo el pueblo de Dios».

«Aquí el peligro es que se filtre algo muy, muy ideológico. Cuando la ideología se involucra en los procesos de la iglesia, el Espíritu Santo se va a casa, porque la ideología vence al Espíritu Santo», sentenció.

Concluyó su valoración al respecto con una llamada a la unidad, tanto de los líderes del Camino Sinodal como de otras organizaciones vinculadas, como el Comité Central de Católicos Alemanes, formado por laicos. Asimismo llamó a abordar la hoja de ruta del sínodo alemán «tomando la Tradición de los Apóstoles» y no «datos sociológicos».

«Hay que tener paciencia, dialogar y acompañar a este pueblo por el verdadero camino sinodal, y ayudar a este camino más elitista para que no termine mal de alguna manera, sino que también se integre a la iglesia. Intenten siempre unirse», agregó el Papa.

Los actos homosexuales, «pecado, pero no delito»

También fue preguntado por su consideración en torno a los actos homosexuales y la legislación restrictiva sobre los mismos en diversas partes del mundo.

En este sentido, reiteró la postura oficial de la Iglesia pronunciada en otras ocasiones al afirmar que, si bien el acto homosexual «es pecado», la homosexualidad «no es un delito, es una condición humana» y los homosexuales deben ser recibidos por la Iglesia «con ternura, como Dios la tiene con cada uno de nosotros».  

«Todos somos hijos de Dios, y Dios nos ama tal como somos. Ser homosexual no es un delito. No es un crimen. Sí, pero es un pecado. Bien, pero primero distingamos entre un pecado y un crimen. También es pecado faltar a la caridad unos con otros», afirmó.

Francisco, sobre su estado de salud: «Estoy bien»

Se ha escrito mucho en torno a los recientes problemas de salud del Papa Francisco a lo largo de los últimos meses. Sus últimas intervenciones se saldaron favorablemente, una de ellas tuvo lugar el 4 de julio en Roma, donde fue operado satisfactoriamente del colon. La rodilla derecha también se encuentra entre sus últimas dolencias.

«Estoy bien de salud. Para mi edad, estoy normal. Podría morir mañana, pero está bajo control. Gozo de buena salud», bromeó.

«Seguiré siendo obispo de Roma»

También se ha especulado mucho sobre la posibilidad de una próxima renuncia de Francisco, siguiendo así los pasos del difunto Benedicto XVI.

A este respecto, Francisco ha asegurado que hasta el momento no ha pensado en emitir ninguna regulación canónica, si bien su predecesor «abrió la puerta» a futuras renuncias y que él mismo podría considerarlo. De hacerlo, explicó, sería llamado obispo emérito de Roma y viviría en la residencia para sacerdotes jubilados de la diócesis de Roma.

Al margen de hipótesis, Francisco enfatizó durante la entrevista su papel como «obispo de Roma» y aseguró que por el momento, la renuncia no está en su hoja de ruta, que apunta a «seguir siendo obispo, obispo de Roma en comunión con todos los obispos del mundo».

Benedicto: «Perdí a un padre, un buen compañero»

En este sentido, recordó a su predecesor como un «caballero» y expresó lo que sintió tras su muerte: «Perdí a un padre. Perdí a un buen compañero». «Para mí, él era una seguridad. Ante una duda, pediría el auto e iría al monasterio y preguntaría”, dijo sobre sus visitas al difunto Papa.  

Pese a su renuncia, afirmó que siendo Emérito, Benedicto «estaba esclavizado, en el buen sentido. No era del todo libre, pues le hubiera gustado volver a su Alemania y seguir estudiando teología».

Las críticas «ayudan a crecer»: pide que sean «a la cara»

Preguntado por las últimas críticas y correcciones internas, Francisco las relacionó al «desgaste» de sus diez años de gobierno de la Iglesia, en los que «se empiezan a ver los defectos» de su persona. Así, admitió que «hay formas de pensar diversas» y se dirigió a quienes divergen de las suyas para que lo hagan «a la cara». «Así todos crecemos. Es importante el diálogo, aunque no nos guste».

Tras esta invitación, Francisco admitió que las críticas recibidas le ayudan «a crecer y mejorar las cosas» y citó las recibidas por el difunto cardenal Pell para afirmar que «tenía razón«. «Era un gran tipo», añadió.

A veces «no queda otra» que defenderse, pero «la guerra es cruel»

Otro aspecto sobre el que fue preguntado fue el estado de las negociaciones en la guerra de Rusia y Ucrania y el uso de las armas.

«Cuando hay que defenderse, no queda otra que usar los elementos para defenderse», afirmó. Sin embargo, criticó que esa necesidad de defenderse «se vaya alargando y se transforme en una costumbre», degenerando en el «esfuerzo por ayudarnos a matar». «En los países, en vez de ensayar el arma del diálogo, de la comprensión y del negociado, vamos al arma de la prepotencia y de la guerra. La guerra es cruel», concluyó.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *